TecnoXplora » Móviles

NUEVO MODELO DE MICROSOFT

Lumia 535: tanto por tan poco

El primer Lumia con la marca Microsoft, Lumia 535, sigue el camino marcado por Nokia para la gama baja. Es decir, apuesta por diseño y rendimiento en un terminal con un precio sorprendente. A pesar de ello, Windows Phone todavía está muy lejos de ser relevante en el mercado.

Microsoft Lumia 535

Microsoft Microsoft Lumia 535

Publicidad

Los dispositivos Lumia son los reyes de la gama baja, donde no tienen rival (porque el Moto G es gama media, principalmente). Nadie cuidaba tanto sus teléfonos baratos como Nokia, y Microsoft no parece dispuesta a tirar por la borda lo conseguido por los finlandeses. El Lumia 535 fue el primero en llevar la denominación de origen Redmond y está a punto de aterrizar en España.

El 535 es el sucesor de los exitosos 520 y 530, a los que mejoran con dos nuevos cincos. Por un lado, la pantalla pasa de 4 a 5 pulgadas (lo que en Windows Phone supone una fila adicional de baldosas en la pantalla de inicio) con resolución qHD (960 x 540 píxeles); por otro, incorpora una nueva cámara con este número de megapíxeles. Sí, la frontal. Larga vida al 'selfie'.

Modas egocéntricas aparte, lo cierto es que no solo Instagram se beneficiará de la llegada de la cámara frontal. De hecho, era una de las principales críticas que se le hacían a los predecesores del Lumia 535, en los que las videollamadas no tenían sentido. Así pues, en esta ocasión es una buena noticia, ya que es mucho más que una cuestión de marketing.

Microsoft Lumia 535

Por lo demás, pocos cambios. El diseño es el tradicional de la gama Lumia, aunque adaptado a su cuerpo. Los marcos no son exagerados y es bastante ligero y delgado para su precio. También se han puesto a la venta unas carcasas con un protector de pantalla en el que se pueden guardar tarjetas  —de visita, de crédito o de salir de la cárcel del Monopoly, en función de las necesidades de cada uno—.

Estas fundas están disponibles en los cinco (de nuevo, el número mágico de rima no tan mágica) colores en los que se puede encontrar el teléfono. No dan para mucho más y no tienen la calidad que se esperaría del accesorio de un gama alta —un imán que evitase que se separen de la pantalla habría sido un buen detalle—, pero sirven para que Microsoft demuestre que presta atención a todos sus terminales. El hecho de que teléfonos lanzados hace dos años sean actualizables a la última versión del sistema operativo, también, claro.

Si abrimos el Lumia 535, aparte de quedarnos sin garantía, encontraremos un procesador Snapdragon 200 de cuatro núcleos a 1,2 GHz, 1 GB de RAM, 8 GB de almacenamiento (ampliables hasta 128 GB mediante microSD) y una batería de 1905 mAh (suficiente para llegar al final del día, pero muy lejos de la autonomía de los 1320 o 1520, claro). Todo corre tal y como Nokia consiguió hacernos esperar: bien. Que no es poco. Los finlandeses demostraron que la gama media también se puede cuidar y Microsoft, a su vez, cuida su legado.

A todo esto hay que sumar las suscripciones a servicios que llegan con todos los Lumia. A nadie se le escapa que es una forma de captar clientes, pero conseguir 15 GB de almacenamiento en la nube gratuito en un móvil de 119 euros siempre es una sorpresa agradable.

La duda es la de siempre: ¿se cansará Microsoft en algún momento de invertir en gama baja? En principio, depende de si esto hace que los usuarios se mantengan fieles al comprar un nuevo teléfono, independientemente de si es mejor. Por el momento, nos vale.

Publicidad