Ya os lo contábamos hace unas semanas, Apple planea presentar a finales de este mes de marzo el nuevo iPhone 9, e incluso otra serie de dispositivos de la marca que podemos catalogar de secundarios en su gama. Es evidente que el coronavirus cada vez preocupa más, ahora sobre todo en occidente, después de que China haya comenzado a ver la luz al final del túnel con una ralentización de los contagios en aquel país por primera vez en muchas semanas. Por todos es sabido que el parón de la economía china por el coronavirus va a tener importantes consecuencias en la economía no solo de aquel país, sino también de las empresas que tienen allí su mayor tejido productivo, las fábricas que ensamblan sus productos. Pues bien, ahora parece que el Coronavirus podría estar detrás también de una eventual cancelación de esta keynote de Apple.

La presentación del iPhone 9 estaría ya cancelada

No nos debería extrañar esta situación, toda vez que todo un Mobile World Congress se ha cancelado precisamente por el coronavirus y todos los riesgos que ello ha conllevado. Pues bien, parece que la keynote de Apple donde se presentaría el iPhone 9 habría corrido la misma suerte. Y hablamos en pasado, porque todo esto viene a colación del tuit de Jon Prosser, un analista tecnológico, en el que asegura que la presentación ha sido cancelada oficialmente por Apple, según una fuente que lógicamente no ha revelado.

 

Por tanto, la firma de Cupertino habría tomado ya la decisión de no celebrar la keynote. Eso sí según el mismo analista, el lanzamiento del teléfono seguiría la hoja de ruta original, con el lanzamiento del iPhone 9 y otros productos de Apple, haciéndose igualmente un lanzamiento oficial, pero entendemos que de manera telemática, en streaming o mediante una simple nota de prensa. Por tanto parece que Apple va a apelar a la lógica y cancelar el que sin duda va a ser uno de los eventos más destacados del año para la marca.

En esta presentación no solo se espera el nuevo iPhone 9, que muchos conocen también como el iPhone SE 2, sino que también se ha especulado con la llegada de un nuevo iPad o nuevos AirPods. En cualquier caso la estrella de la presentación es el iPhone 9. Este heredará el aspecto del iPhone 8, siendo prácticamente un calco de este, con una pantalla de 4.7 pulgadas, el clásico Touch ID que hace su regreso por la puerta grande y una cámara renovada, similar a la del iPhone XR. Además se espera la máxima potencia, con el Apple A13 Bionic como procesador, el mismo de los iPhone 11.

Y sobre todo se espera que sea un iPhone económico, el más económico que hemos conocido, porque los analistas han ubicado su precio en los 399 dólares, lo que en Europa podría traducirse en 399 o 499 euros, prácticamente la mitad del iPhone más barato en la actualidad. Un móvil que podría recuperar las maltrechas cifras de ventas de iPhone en el último mes, donde la firma californiana ha retrocedido enormemente en ingresos, también gracias a los estragos que está haciendo el coronavirus.