Llevamos muchas semanas hablando del futuro de los nuevos dispositivos de Apple, los esperados iPhone 12, y desde que comenzó la crisis del coronavirus han sido muchas las informaciones que han apuntado a un posible retraso del lanzamiento de estos dispositivos por todo lo que ha influido esta situación sin precedentes en la cadena de suministro de Apple en China. Hace poco os contábamos que se apuntaba a un retraso en su lanzamiento, y ahora estas informaciones se confirman una vez más, pero no con rumores, sino con las declaraciones de un importante actor en todo este asunto.

Se confirma lo que todos esperábamos

A las diferentes informaciones sobre el retraso del lanzamiento del iPhone 12 ahora se unen las palabras de alguien que tiene conocimiento de causa de los problemas que estaría sufriendo Apple para llegar a tiempo, por su cercanía con todo el proceso de fabricación de los teléfonos. Porque ha sido el propio CEO de Broadcom, Hock Tan, quien ha dejado caer la posibilidad de que el lanzamiento de los iPhone 12 se retrasaría varias semanas. Parece ser que una vez más han sido las interrupciones en la línea de suministro sufridas durante la pandemia del COVID-19 las que han originado estos problemas y futuro retraso de los móviles.

iPhone 11 Pro | Photo by LARS KAIZER on Unsplash

Por tanto estamos ante las previsiones de alguien que está muy cerca de todo el proceso de fabricación de estos móviles, algo que viene a confirmar esa posibilidad de que los teléfonos se terminen retrasando. En realidad el CEO de Broadcom no se ha referido de manera explícita a Apple, algo que lógicamente no podría hacer por el secreto que debe mantener por sus negocios con los de Cupertino. Todo esto sale a la luz porque en la entrevista a la que se hace referencia el responsable de Broadcom anticipa un descenso importante de los ingresos para el próximo trimestre, ya que un “gran cliente” de la firma se enfrenta a grandes retrasos en la producción. Lógicamente todos han pensado en Apple al hablarse de un gran cliente de Broadcom.

Esta empresa suministra normalmente chips y componentes de red para la producción de los iPhone en las últimas generaciones de este terminal, y por esa razón sabe de primera mano si se están produciendo estos retrasos. Parece ser que el tradicional pedido de componentes del mes de junio para los nuevos iPhone no se va a producir, y es posible que este se retrase al menos hasta agosto. No parece que se vaya a retrasar el lanzamiento hasta 2021 como se llegó a insinuar en algunas informaciones, pero sí es posible que en lugar de llegar en septiembre lo hagan en el mes de octubre o noviembre.

Algo que ha ocurrido ya con algún modelo anterior, pero que sería la primera vez que pasaría en el caso de afectar a toda la gama en un mismo año. Este 2020 el nuevo iPhone SE sufrió el retraso de dos o tres semanas respecto de su fecha inicial, y algo más grave podría ocurrir con los iPhone 12, que a diferencia del iPhone SE presentado en abril, su cadena de suministro se ha visto afectada por completo por la pandemia de COVID-19.