Los usuarios de Apple, y de los iPhone concretamente, suelen presumir de la seguridad que disfrutan sus dispositivos, mientras que para la propia firma también es una de las puntas de lanza en sus campañas de marketing para hacernos con uno de sus dispositivos. Ahora hemos conocido unas inquietantes afirmaciones, que provienen de una firma de seguridad, que asegura que los iPhone siguen enviando a Apple datos de nuestra ubicación incluso cuando hemos desactivado esta en el teléfono. Algo a lo que sin duda no se puede ser indiferente, aunque dependiendo de la perspectiva en que lo miremos, puede ser más o menos inseguro.

Sigue enviándose la ubicación aunque no quieras

Los usuarios para evitar este tipo de prácticas por parte de los fabricantes tenemos a nuestro alcance una potente herramienta en nuestros móviles, o al menos así lo creemos, que no es otra cosa que los ajustes del terminal. En estos podemos personalizar nuestra experiencia de uso hasta el extremo, y también podemos disfrutar de un nivel de personalización que nos permite utilizar el teléfono siempre adaptado a nuestras necesidades en cada momento. Una de esas necesidades puede ser la de no ser rastreados, que nadie sepa dónde estamos ni a dónde vamos.

Cámara del iPhone 11 Pro Max | Apple

Y en teoría desactivando la ubicación en los ajustes debe ser suficiente para no ser rastreados. Pero ha sido una empresa de seguridad llamada KrebsOnSecurity la que ha podido descubrir que el iPhone 11 Pro, o más bien su sistema operativo iOS, sigue enviando detalles sobre nuestra ubicación incluso después de que la hemos desactivado. Básicamente el teléfono sigue registrando nuestra ubicación aunque estos servicios estén completamente desactivados. Esto es algo que pudo comprobar esta empresa precisamente en un iPhone 11 Pro. El investigador de seguridad de la firma, Bran Krebs, ha asegurado que algunos servicios del sistema siguen estando activos incluso después de que los hemos desactivado de forma deliberada.

Por lo tanto apunta a una posible vulnerabilidad de seguridad y privacidad, que podría afectar al iPhone 11 Pro, a iOS 13 o a ambos. Se pudo comprobar que a pesar de haber desactivado la ubicación, el principal servicio de ubicación del teléfono había seguido activado recopilando datos sobre esta. El icono que nos asegura que la ubicación ha sido desactivada sigue apareciendo en la pantalla del iPhone 11 Pro incluso cuando se siguen recolectando estos datos sobre nuestra ubicación.

El experto en seguridad ya ha mandado un vídeo mostrando el problema a los de Cupertino, aunque de momento la respuesta de la compañía ha sido bastante escueta, asegurando que ellos no ven problemas de seguridad reales con este fallo, algo que sin duda es sorprendente. Lo más lógico es que en las próximas semanas se publique alguna actualización que sea capaz detener esta recolección de nuestra ubicación, o al menos de manera aparente. Aunque según Apple esos datos se recopilan de forma totalmente anónima, es evidente que siempre existe el riesgo de que esa información pueda revelar más detalles sobre nosotros, y partiendo de un principio básico, si desactivamos la ubicación, esta nunca debe salir de nuestro móvil.