Aunque el primer notch lo conocimos en el Essential Phone, que en su momento estrenó uno en forma de gota de agua, el iPhone X fue el que realmente popularizó esta especie de ceja en la parte superior de la pantalla. Después del iPhone muchos móviles Android, sobre todo chinos, lo adoptaron en sus pantallas, aunque estéticamente era algo horrible. Apple ahí ha integrado siempre su Face ID y todos los sensores necesarios para utilizarlo. Pero con el paso del tiempo, hablamos de que esto ocurrió a finales de 2017, los móviles Android han evolucionado mucho en este aspecto y Apple se ha quedado congelada en el tiempo manteniendo el notch en las pantallas de sus iPhone hasta ahora. Aunque hemos conocido que al menos este año el notch del iPhone 12 podría ser algo más pequeño.

Más pequeño, pero notch al fin y al cabo

Eso es lo que hemos conocido hoy gracias a 9to5Mac, que ha podido acceder a nuevos contenidos de iOS 14, la nueva versión del sistema operativo de Apple que verá la luz con los nuevos iPhone 12 después del verano, si no es a finales del año. Ha sido la misma fuente que ayer ya avanzó algunos detalles acerca del futuro escritorio de iOS 14, en el que podrían haber incluso widgets, el que ha mostrado una imagen que nos puede dar una idea de uno de los rasgos de diseño más importantes que podrían cambiar en los nuevos iPhone.

 

En esta imagen extraída del código de iOS 14 podemos apreciar el aspecto de un iPhone, similar a los actuales, pero donde llama la atención que el notch es más pequeño de lo que hemos visto en los últimos años, ya que este es más estrecho, no se ha reducido en grosor, pero sí en longitud. Por tanto podría ser un gran cambio en el aspecto de los iPhone, que así reducirían uno de los aspectos más criticados de los teléfonos de Apple. Aun así estamos hablando de un diseño que podemos considerar como completamente desfasado hoy en día en el mercado de móviles. Ya que sus rivales de Android han optado en este tiempo por otras alternativas más vistosas.

Los móviles más básicos cuentan con notch en forma de gota de agua, mientras que en la gama media y alta cada vez son más los que cuentan con cámaras perforadas en la pantalla, o directamente sin ningún tipo de notch o perforación al contar con cámaras delanteras emergentes. En Android el problema de la identificación de los usuarios se ha resuelto integrando los lectores de huellas en la pantalla, mientras que Apple sigue confiando en su Face ID, que supone un gran hándicap para el diseño del teléfono. Sea como fuere, Apple seguirá con el notch en sus iPhone, aunque este ya se haya convertido en algo asociado claramente a móviles ya veteranos en el mercado. El notch ya es historia en Android desde hace tiempo, pero Apple lo seguirá vendiendo como un rasgo de personalidad y sobre todo de seguridad para sus móviles.