Este año los seguidores de Apple esperan con muchas ganas los iPhone 12, a pesar de que es posible que estos teléfonos se puedan retrasar como consecuencia de los problemas que ha generado el coronavirus en todo el mundo. Los esperan con ganas por muchas de las características que estrenarán, desde su diseño exterior hasta las características técnicas con las que contarán. Hoy hemos conocido que este mismo año Apple podría dotar a sus móviles de una característica que ya es tendencia en los móviles Android de gama alta. Esta tiene que ver con su pantalla y dotará a estos teléfonos de unos movimientos mucho más fluidos en ella.

Los iPhone 12 se apuntan a la “moda” de los Hz en pantalla

En los últimos meses los móviles Android de la gama alta y los de gama media que tienen un carácter Premium nos han brindado nuevas pantallas con una tasa de refresco alta, normalmente de 90Hz, llegando hasta los 120Hz en algunas ocasiones, y como hemos conocido también hace unos días, con el techo de los 144Hz muy cerca. Pues bien, uno de los componentes de XDA Developers, una de las principales webs de desarrollo de software, el nuevo iPhone 12 contaría con una tasa de refresco en su pantalla de 120Hz. Por tanto contaría con la máxima tasa que ofrecen ahora los topes de gama de Android. Además esta característica estaría limitada a los modelos Pro y Pro Max, por lo que el iPhone 12 estándar seguiría con la tasa de 60Hz tradicional.

iPhone 11 Pro Max | Photo by Felipe Santana on Unsplash

En realidad no sería el primer dispositivo de la firma de Cupertino en contar con esta tasa de refresco en la pantalla, ya que el iPad Pro contaba con ella. No es una característica única en el mercado ni mucho menos, pero sorprende que Apple la adopte “tan pronto” en sus iPhone, cuando suele llegar bastante más tarde a este tipo de características respecto de los móviles Android.

Más hercios para una mejor experiencia visual

Hace ya tres años que la firma Razer lanzó el primer móvil con una pantalla con tasa de refresco como esta. Entonces era una característica exclusiva de los móviles orientados al gaming, pero poco a poco ha ido llegando a más terminales. Con una tasa de refresco mayor, con más hercios, se disfruta de una experiencia de pantalla mucho más fluida de lo habitual. Con animaciones mucho más suaves y un “scroll” de pantalla cuando nos movemos por las apps o navegando que cambiar por completo nuestra percepción de los contenidos.

En los últimos días hemos conocido que algunos móviles Android podrán aumentar su tasa de refresco hasta los 144Hz, con procesadores como el nuevo MediaTek Dimensity 1000+, que cuenta con compatibilidad 5G y con capacidad para esos 144Hz. Una característica que ha obligado a los fabricantes a aumentar la capacidad de sus baterías, ya que estas pantallas consumen más energía. Veremos si hace lo propio con sus iPhone, que no se caracterizan por contar con unas baterías demasiado grandes.