En apenas dos meses el mundo que conocíamos ha cambiado casi por completo, y así va a seguir siendo al menos durante un tiempo. Eso es lo que nos ha traído el COVID-19 y todas las consecuencias que ha tenido para nuestro día a día la pandemia. En el terreno tecnológico hay algunas funciones que han visto alterado su funcionamiento como consecuencia de los nuevos hábitos que debemos tener para poder mantener el distanciamiento social y para intentar contener la expansión del virus en todo el mundo. Una de las consecuencias que ha tenido es la imposibilidad de que los métodos de identificación biométricos, como el escaneo facial, pueda seguir funcionando normalmente, al tener que llevar mascarillas. Apple se ha puesto manos a la obra y en la última beta de iOS ha introducido novedades al respecto.

Interesante novedad en iOS 13.5

Esta versión del sistema operativo de Apple ha introducido novedades respecto del uso de mascarillas. El Face ID se nutre del escaneo de nuestro rostro, que es capaz de comparar miles de pequeños puntos en los que divide el rostro en solo unas fracciones de segundo. El problema es que si llevamos mascarilla es imposible que el teléfono nos pueda reconocer, por lo que termina siendo inservible el método de identificación. Lógicamente Apple no puede hacer magia en este corto espacio de tiempo, y ha introducido una novedad más práctica que innovadora. En ella podemos apreciar que Apple la ha desarrollado pensando en una manera más rápida de poder acceder al teléfono renunciando si hace falta al Face ID.

Fotografía de archivo de un iPhone | EFE

Lo que hace ahora el iPhone cuando detecta con el Face ID que llevamos una mascarilla, es abrir directamente el teclado para que introduzcamos nuestro PIN. Esto es algo que habíamos escuchado en los últimos días, y que ahora se convierte en realidad gracias a esta última versión 13.5 de iOS e iPadOS. Este método nos permite ahorrar algo de tiempo y cierta molestia al no tener que estar continuamente deslizando con el dedo hacia arriba para mostrar el teclado del PIN. Ya que ese proceso lo hará directamente el iPhone en el momento de detectar con el Face ID que llevamos la mascarilla.

Parece que Apple, al no poder con su enemigo, la mascarilla, se ha unido a ella, y la utiliza para activar uno de los métodos alternativos para identificarse en el iPhone o el iPad. Normalmente en un iPhone con Face ID el teclado del PIN solo aparece cuando han fallado otros métodos de identificación. Algo que en este caso estaría justificado ante la imposibilidad de que el teléfono nos reconozca con una mascarilla. Entendemos que este es un parche para poder salir del paso en la actual situación. Pero a la larga Apple debería poder desarrollar un método de identificación del Face ID en el que fuera suficiente escanear el contorno de los ojos o la frente para poder identificarnos incluso cuando llevamos una mascarilla. De lo contrario en los próximos meses el uso del Face ID va a ser muy bajo o nulo.