TecnoXplora » Móviles

APUNTANDO A LA GAMA ALTA

Huawei Honor 6: los fabricantes chinos siguen la estela de los Nexus antiguos

Usar durante unas semanas el Honor 6 del fabricante chino Huawei hace que te olvides de la época en la que Google apostaba por la gama alta con buen precio.

El Honor 6, un teléfono potente a un precio ajustado

Huawei El Honor 6, un teléfono potente a un precio ajustado

Publicidad

Este año ha sido un punto de inflexión para el mercado de los fabricantes tradicionales como Samsung, Apple, Sony o LG. Marcas como Xiaomi, ZTE, Meizu o Lenovo están empezando a pegar fuerte fuera fuera de las fronteras chinas. Entre estas marcas se encuentra un viejo conocido, que ya estaba ahí antes que los demás: Huawei, al que conoceréis por las camisetas del Atlético de Madrid y por este artículo de hace un tiempo.

La marca Nexus ha muerto como marca 'low cost', pero estos teléfonos y los requisitos más bajos que tiene Android desde KitKat han señalado el camino a seguir. Se pueden vender teléfonos buenos y actualizados a precios accesibles, como bien ha demostrado la experiencia del OnePlus.

En este punto irrumpe el Honor 6 del fabricante chino que, a simple vista, no despunta especialmente por su diseño o sus materiales. Pero leer sus especificaciones es como leer el prospecto de un medicamento, que te avisa de los efectos secundarios. Y los de este teléfono son bastante buenos.

El terminal, de cinco pulgadas, mira fíjamente a los grandes, ya que cuenta con 3 GB de RAM y calza un procesador de ocho núcleos, saliendo muy bien parado respecto a los tótems del sector en las pruebas de rendimiento que le han realizado. La compañía asegura que el procesador está a la altura del Galaxy Note 4.

Obviamente la resolución y nitidez de pantalla no está a la misma altura que la del gigante de Samsung, aunque ofrece 445 píxeles de densidad. Por la mitad de precio podremos comprender que ésta no es su liga... y que esto no es un 'phablet', pero tampoco un sucedáneo de un teléfono de gama alta.

Un vistazo por dentro

El Honor 6 tiene sus armas y una de ellas es su ligereza, ya que pesa 130 gramos y un grosor muy aceptable, teniendo en cuenta que debajo del plástico y los bordes metálicos se encuentra una potente batería de 3.100 mAh que llega de sobra el final del día con un uso intensivo.

También sus 16 o 32 GB ampliables mediante microSD son cualidades que muchos teléfonos de gama media no poseen. Lo mismo pasa con las redes 4G, que otros terminales no soportan y el Honor 6 sí.

Luego tenemos las cámaras. La delantera tiene 13 megapíxeles y una lente de buena calidad que asegura buenas imágenes y vídeos, aunque la aplicación de cámara se antoja un poco escasa. El enfoque y la rapidez del disparador no es impresionante, pero está muy por encima de otros competidores. La cámara frontal tiene 5 megapíxeles, más que suficiente para fardar en 'selfies' y videollamadas.

La floja app de cámara entronca con el apartado del software. La interfaz Emotion UI 2.3 ha mejorado bastante respecto a las primeras capas de Huawei, pero el teléfono viene con una buena cantidad de 'bloatware' (apps preinstaladas) que quizá no consideremos necesario.

El fabricante ha incluido muy buenas utilidades de gestión de espacio y archivos, memoria RAM y ahorro de batería, pero en algunos casos se han quedado “lost in translation” en la traducción al castellano. Además corre con Android KitKat, por lo que habrá que esperar a los primeros meses de 2015 a que se actualice con la última versión del sistema operativo.

La sensación al utilizar al teléfono va de menos a más. Los materiales son resistentes, el agarre es perfecto con una mano, el terminal es muy potente y solamente se calienta un poco con juegos pesado. Y, además, la batería dura bastante tiempo.

Todo por un gran precio, a pesar de que el diseño no se merezca un premio y que la interfaz no llegue a conquistar del todo. Pero este y su “hermano mayor”, el Honor 6 Plus, están llamados a dar mucha guerra.

Publicidad