Aunque parezca algo relativamente moderno, el mercado de los smartphones ha vivido ya distintas fases a lo largo de su vida. Desde los primeros teléfonos, que no eran inteligentes, y que inundaron las tiendas a finales de los años noventa, con marcas como Nokia a la cabeza de los modelos más vendidos. Algunos de ellos llegaron a vender cientos de millones de unidades. Pero con la llegada del iPhone en 2007 y de los primeros móviles con Android, se vivió una segunda revolución que ha llegado hasta nuestros días, la del smartphone. Y en esta revolución tuvo un especial protagonismo el HTC Wildfire, uno de los móviles más populares en el comienzo de esta década, allá por 2010. Ahora la moribunda HTC ha lanzado, de momento en India, el HTC Wildfire X, un teléfono que nada tiene que ver con aquel icono de la telefonía móvil.

Características del HTC Wildfire X

En la ola de nostalgia en la que vivimos los últimos años, también en la telefonía, con móviles como el nuevo Nokia 3310, muchos habrán pensado al leer el lanzamiento de un nuevo Wildfire, con un aspecto parecido. Pero nada más lejos de la realidad. El nuevo dispositivo de HTC es un móvil de la gama de entrada, con el aspecto que podríamos esperar de un teléfono moderno, y con una triple cámara que sin duda es su aspecto más llamativo. Entrando en especificaciones, cuenta con una gran pantalla de 6,22 pulgadas, con resolución HD+, algo más baja de lo habitual, pero que cada vez es más común en estas gamas.

HTC Wildfire X | HTC

El procesador es un MediaTek Helio P22, un procesador solvente perfecto para las tareas del día a día, navegar en Internet, chatear, hacer fotos y jugar a títulos casuales. La memoria RAM llega en versiones de 3GB y 4GB. Mientras que el almacenamiento interno es de 32GB o 128GB, ampliables mediante tarjetas microSD. Sin duda uno de los aspectos más brillantes de este móvil de gama de entrada es la triple cámara con la que cuenta. Tiene tres sensores de 12 megapíxeles, 8 megapíxeles y 5 megapíxeles. Gracias a ello es capaz de hacer efectivos retratos con el modo Bokeh. Además ofrece un zoom óptico de 2x, algo poco usual en esta gama al contar con uno de los sensores telefoto.

Triple cámara del HTC Wildfire X | HTC

En la parte delantera tiene una cámara selfi de 8 megapíxeles, que está ubicada dentro de un notch en forma de gota de agua. En cuanto a la batería, cuenta con una de 3300 mAh, que está bastante bien para la características de este teléfono. Además es compatible con carga rápida, por lo que en este aspecto ayudará a tener el móvil cargado mucho antes. Cuenta con un lector de huellas en la parte trasera, y en su diseño destaca una trama sobre su cuerpo que va cambiando la tonalidad dependiendo desde el lugar donde lo miremos.

HTC Wildfire X | HTC

Está de momento disponible solo en India, en color azul y en dos versiones. Una con 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento por 139 euros al cambio, y otra de 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento por unos 179 euros al cambio.