TecnoXplora » Móviles

ELEMENTAL, QUERIDO WATSON

Hay indicios de que el iPhone 5C ha sido un fiasco

Desde los informes de las consultoras hasta la propia comunicación de Apple, pasando por lo agresivo de su campaña de publicidad. Todo apunta a que el móvil de plástico y colores de la firma de la manzana mordida ha sido uno de sus primeros fracasos.

iPhone 5C, colorines a gogó

TecnoXplora iPhone 5C, colorines a gogó

Publicidad

¿Te has fijado en que últimamente se ven muchos carteles publicitarios del iPhone 5C en las fachadas de los edificios de las grandes ciudades? En Madrid, por ejemplo, hay uno enorme que es imposible no ver cuando accedes en coche a Avenida de América desde la carretera de Barcelona (A-2). Tal vez no hayas reparado en ellos, pero ahí están, tratando de convencernos de que el colorido terminal de la firma de la manzana mordida es la monda, como el resto de sus creaciones.

Lo extraño es que pongan tanto empeño en convencernos ¿Será que no lo terminamos de creer? Eso parece. El prestigioso analista Gene Munster, de la consultora estadounidense Piper Jaffray, presentó las conclusiones de una encuesta a más de 1.000 consumidores a principios de marzo. De los que estaban planteándose adquirir un nuevo móvil, el 33% tenían en mente un iPhone 5S, la última joya de la corona de Apple, mientras un raquítico 6% tenía entre sus preferencias el iPhone 5C. Un resultado cuando menos llamativo.

A partir de estos datos, Munster sacaba sus propias conclusiones. “En primer lugar, creemos que hay un incremento de valor significativo al comprar el 5S frente al 5C”, afirmaba en referencia al lector de huellas dactilares y al potente procesador A7. “Los consumidores también lo perciben”. En segundo lugar, “creemos que utilizar los colores como estrategia de venta no ha funcionado tan bien como con los iPods porque un número significativo de los usuarios de 'smartphones' cubren sus terminales con carcasas”.

Sean estas u otras las razones de fondo, está claro que los usuarios no han dado al iPhone 5C la calurosa bienvenida que Apple esperaba. Cuando los de Cupertino, por primera vez en su historia, subieron a escena para presentar dos nuevos móviles al mismo tiempo, se suponía que el iPhone 5C iba a ser un superventas barato (o, al menos, barato de producir) con el que competir en lo más alto de la gama media.

Los popes de la firma de la manzana mordida abandonaron su estrategia habitual y, en lugar de mantener el iPhone 5 a un precio más asequible, decidieron cambiarle cuatro cosas y venderlo como un producto nuevo: de plástico (pero qué plástico, amigos) y con más colores que el uniforme del payaso Micolor. Un buen presupuesto de marketing y todo arreglado, ¿no?

Pues no. La propia comunicación de Apple demuestra que no están satisfechos con el rendimiento del nuevo terminal. Cuando un 'smartphone' de la firma es un éxito sin paliativos, como el 5S, no paran de contarnos lo mucho que está gustando en comparación con su predecesor –que ya fue en su momento un pelotazo-. Pero con el iPhone 5C están guardando un poco habitual silencio. Y dicen que el que calla otorga.

De hecho, la empresa está lanzando mensajes engañosos, diciendo que los nuevos iPhone –los dos, en comandita– están funcionando mejor que los modelos anteriores, pero mencionando lo justo al hermano pequeño. Lo más que han llegado a decir es que el 5C está teniendo “una buena acogida” o a reconocer, como lo hizo el propio Tim Cook, que la distribución de las ventas entre 5S y 5C ha sido “muy diferente” de lo que esperaban. ¿Diferente por qué, señor Cook?

Hay informes que ofrecen la respuesta que, de momento, no ha dado el máximo responsable de Apple. Según la firma de investigación Digitimes, hay más de tres millones de unidades del terminal multicolor que no han sido vendidas y están cogiendo polvo en los almacenes de Pegatron (dos millones), de las operadoras y los minoristas (otro milloncejo) o de la propia empresa. Un inventario al que tendrán que dar salida rebajando el precio si no logran reactivar las ventas a base de publicidad.

Y en ello están: un correo electrónico interno de la operadora O2 explica la disponibilidad de un nuevo modelo de 8 GB por 60 euros menos que el de 16 GB.

Apple no ha ofrecido ningún comunicado oficial explicando la aparición de este nuevo modelo, por lo que sorprende este giro en su política comercial con este modelo de iPhone, que puede conllevar una aceptación tácita de que no ha tenido mucha aceptación.

Por un lado, el ya citado bombardeo de carteles en el mobiliario urbano y anuncios en prensa tanto digital como tradicional. Por otro, ¿algún que otro subterfugio? Veamos. De repente aparece un nuevo blog en Tumblr que recuerda (mucho no, muchísimo) a los vídeos oficiales que Apple ha utilizado para promocionar el 5C.

 width=

El tono de la página es claramente publicitario y utiliza el marketing basado en experiencias que tanto gusta a la firma de la manzana mordida. Para cada color, un vídeo y una historia (aquí los puedes ver todos). Además, numerosos usuarios de la plataforma ahora propiedad de Yahoo! afirman haber visto estos vídeos como posts promocionados en sus 'dashboard'. Y para eso hay que pagar.

¿Podría ser cosa de un 'fanboy'? Sí, pero de un 'fanboy' con conocimientos de mercadotecnia y mucha pasta que dedicar a su afición. Además, hay otra coincidencia: Yahoo! (repetimos: dueña de Tumblr) lleva o ha llevado publicidad del 5C en la página de inicio de su portal estadounidense.

¿Blanco y en botella? Nadie puede asegurarlo, pero podría ser un intento de reanimar al moribundo 5C sin levantar sospechas. ¿Acaso Apple no quiere que hablemos de fracaso? Ni idea, pero las cifras cantan, y a este paso acabarán entonando La Traviata.

Publicidad