TecnoXplora » Móviles

VUELVEN TUS VIEJOS RECUERDOS

¿Hay un boom de la nostalgia tecnológica?: Regresan el Nokia 3310, el Spectrum y otras viejas glorias

Sí, está genial que vuelvan esos aparatos de hace 20 años, pero, ¿de verdad vas a volver a usarlos?

Gama de los nuevos Nokia 3310

Nokia Gama de los nuevos Nokia 3310

Publicidad

La nostalgia siempre parece una buena estrategia de marketing para vender. Da igual cuál sea el sector: el cine, el teatro, la literatura, la tecnología, los videojuegos... La apelación a lo antiguo, a aquello de lo que disfrutamos cierto tiempo atrás, suele hacer que los viejos fans se emocionen con el 'remake' de lo que disfrutaron en su momento.

Pero la nostalgia no siempre sale bien: a veces la revisión cosecha un gran éxito, pero otras veces, sin embargo, los resultados demuestran que el entusiasmo no fue mucho más allá del marketing. Y en la tecnología tenemos algunos ejemplos de ello.

La vuelta del 3310

Uno de los ejemplos lo hemos vivido hace poco. El Nokia 3310, ese móvil indestructible con una batería infinita que podría habernos durado casi un siglo sin tener que pisar un servicio técnico, volvió al mercado tecnológico este 2017. Nokia hizo el anuncio con el renombre que se merece: muchos años después, volvía a las tiendas el que seguramente es el mejor teléfono móvil que jamás he tenido en nuestras manos.

La estrategia no parecía mala, desde luego. Vivimos en un mundo en el que nos agobiamos porque la batería de nuestro móvil no nos dura ni un día y los datos nos salen más caros de lo que nos gustaría. Si a esto le añadimos cierto discurso –un pelín tecnófobo– y la creencia en supuestas adicciones al smartphone, la receta parece perfecta: la vuelta del Nokia 3310 satisfaría los deseos de aquellos usuarios que quieren disfrutar de un buen móvil... y punto.

Sin embargo, los resultados han sido muy distintos. Y es que, más allá de la nostalgia y de la lagrimita echada, el Nokia 3310 no es un móvil que pueda ser usado de hoy por alguien que quiera estar mínimamente conectado. Ni siquiera para la generación de mayores, aquellos que aseguran que solo usan el móvil para llamar.

Y es que, por no tener, el Nokia 3310 ni siquiera tiene Whatsapp. Y si piensas que eso puede ser una ventaja al menos para la gente mayor, pregúntale a esa gente cómo se comunican con sus hijos y dónde reciben las fotos de sus nietos. El Nokia 3310 es una maravilla nostálgica, sí, pero no sirve para mucho más.

La vuelta del ZX Spectrum

A mediados del año pasado, un grupo de ingenieros sacudió los corazoncitos de los fans del ZX Spectrum, uno de los aparatos más recordados por los viejos lobos de la informática que, a día de hoy, quizá echen de menos la funcionalidad de aquel equipo.

Además, la vuelta de ZX Spectrum venía con sorpresa: su retorno iba a llegar en forma de consola, con lo que los fans acérrimos contarían con un remake muy mejorado frente al original. En este caso, por tanto, no se trataría de tener la misma máquina con dos o tres arreglos aislados, sino que iría más allá.

Sin embargo, la cosa anda aún pendiente. Y es que el ZX Spectrum ha tenido muchos retrasos. Demasiados, si tenemos en cuenta que alguna gente pagó hace mucho tiempo por sacar adelante esta consola. Si hay suerte, ZX Spectrum volverá a nuestras vidas este 2017. Habrá que esperar al veredicto de los fans para constatar el éxito o el fracaso.

Los éxitos: Arcade, Polaroid...

No obstante, hay ejemplos de que a veces la nostalgia sí funciona. Uno de los mejores ejemplos es el de las máquinas Arcade. Porque, con lo evolucionados que están los videojuegos a día de hoy, ¿quién querría pasarse las horas muertos jugando a los deficientes juegos de hace 20 años? Pues mucha gente, al parecer.

Además hay para todos los gustos: los que simplemente quieren echar un rato jugando pueden bajarse un sinfín de emuladores que les devolverán a juegos como el Pang, los primeros Street Fighter o los juegos de fútbol en los que había que echar demasiada imaginación para interpretar que eso, sí, esa cosa blanca en tu pantalla, es un balón de fútbol. Y si quieres ir mucho más allá, por algunos cientos de euros puedes comprarte una minimáquina, muy similar a los de los recreativos a los que ibas hace 15 años, e instalar ahí el emulador para jugar con la misma experiencia de usuario de aquel entonces.

¿Y qué decir de las Polaroid? En una época en la que los móviles hacen las mejores fotos que jamás hemos podido tener, son muchas las personas que combinan esta tecnología con una cámara Polaroid. En este caso la marca ha sabido reinventarse: su estética, su formato físico y la calidad de sus fotos son un viaje al pasado acompañado de una excepcional calidad.

Publicidad