Este año Google ha hecho algo inusual, ha confirmado oficialmente el diseño de su próximo teléfono móvil a través de su cuenta oficial de Twitter. Algo que precipitó una gran filtración que avanzaba el diseño de su Google Pixel 4. Una filtración como la que hemos conocido ahora del Google Pixel 4 XL, un móvil que promete marcar un antes y un después en la trayectoria de Google y sus móviles. Porque en las imágenes y vídeos que se han filtrado hoy, se puede comprobar el que sin duda será el rasgo más importante de esta nueva generación, sus cámaras de fotos, que contarán con más sensores que nunca.

Evolución en los Pixel, de dos a cinco cámaras de fotos

Hay fabricantes que han ido a remolque en la fotografía móvil, con un solo sensor de cámara, y luego ha estado Google. Los de Mountain View han ido a contracorriente en este aspecto, con móviles que hasta hace unas semanas, como los nuevos Google Pixel 3a, han contado con cámaras de un solo sensor, y lo han hecho sabiendo que a pesar de ello sus cámaras de fotos son de las mejores del mercado, y han sido las mejores durante mucho tiempo.

 

Pero parece que Google ha tomado nota, y sabe que hay que dar un salto importante para poder seguir ganando a la competencia, y no puede ser solo a base de software y su excelente app de cámara. Según ha desvelado @Onleaks a través de su cuenta oficial de Twitter, el Google Pixel 4 XL, el modelo más grande de los dos que se van a lanzar, contará con más cámaras de fotos que nunca. Pasando de las dos cámaras del Google Pixel 3 XL, a un total de cinco cámaras en este nuevo modelo. Ya que como se puede observar en la imagen y los vídeos del tuit, el Google Pixel 4 XL contaría con tres cámaras de fotos detrás, así como dos delante, por lo que pasaríamos de una cámara de un sensor detrás a otra de tres sensores. Y Delante de una cámara de un sensor a otra de dos. Por lo tanto la mejora en este aspecto va a ser notable. El nuevo Google Pixel 4XL contará con unas dimensiones de 160.4 x 75.2 x 8.2mm y un grosor de 9.3mm, eso sí, en la barriga de su gran cámara de fotos.

En la parte trasera, la tercera cámara podría ser realmente un sensor ToF, que permite medir la profundidad de campo y moldear superficies en 3D, para mejorar la forma en que se capturan las fotos, por ejemplo los retratos. Todo apunta también a que el lector de huellas se integrará en la pantalla, o bien como también se sospecha podría utilizarse uno de los sensores delanteros para ofrecer su propia versión del Face ID. toda vez que en estas imágenes y el vídeo no hay rastro de él en la parte trasera. Un Google Pixel 4 XL que contará con el procesador Snapdragon 855, y que podría dar el salto a los 6GB de memoria RAM. Algo que llevan esperando muchos años los fans de estos móviles.