La firma de Mountain View, aunque está detrás del sistema operativo móvil más utilizado del mundo, así como de la gama de smartphones Pixel, trabaja en paralelo precisamente para que cada vez tengamos menos dependencia del móvil, fomentando un uso más responsable de este. Ahora la firma ha presentado tres nuevos proyectos experimentales para fomentar un uso más responsable de nuestros teléfonos móviles. Estos se unen al que hace unas semanas nos proponía llevar toda la información relevante de nuestro teléfono a un móvil impreso en papel. Vamos a conocer qué nos ofrecen estas interesantes alternativas para depender un poco menos de nuestro teléfono a diario.

Envelope, la evolución del móvil de papel

En esta ocasión Google ha optado también por un formato en papel para limitar el uso de nuestro teléfono. Como estamos hablando de experimentos, Google nos muestra en un vídeo cómo funciona esta forma un tanto nostálgica de utilizar en este caso un Google Pixel 3a. Es una forma de convertir nuestro teléfono inteligente en un teléfono básico, como los que teníamos en el cambio de siglo, que hacían llamadas, alguna foto y poco más. Envelope es eso, una funda de papel que envuelve en este caso a un Google Pixel 3a. De tal manera que en la parte frontal solo tenemos un teclado, que tiene diferentes funciones, más allá de la simple marcación para hacer una llamada.

Podemos pedirle que nos diga la hora, encendiendo los dígitos de la hora en que estamos, en lugar de mostrarlo en una pantalla que no tiene ni puede tener. Por tanto es una manera de limitar el uso del teléfono teniéndolo dentro de una funda de papel que limita su uso. Otra de las alternativas que ofrece Envelope es la de cubrir por completo el teléfono salvo la lente de la cámara y el lector de huellas. En la parte delantera tendremos impresos solamente los botones para disparar y hacer una foto o grabar un vídeo. De esta manera volvemos a la experiencia más primitiva de fotografía, ya que no hay un visor desde el cual podemos ver lo que vamos a fotografiar antes, ni tan siquiera ver cómo ha quedado la foto.

Junto a estas opciones Google nos ofrece otras dos apps, ambas son fondos de pantalla en vivo y activos. Uno de ellos va generando esferas en el escritorio de nuestro teléfono por cada sesión de uso de pantalla que hacemos, estas son cada vez más grandes en base al tiempo que pasamos utilizando el móvil de forma seguida. Por tanto, después de todo un día de uso veremos cómo el escritorio se ha llenado de distintas esferas con el tamaño de nuestras sesiones, algo que nos concienciará más sobre el uso que hacemos del terminal a lo largo del día. El otro fondo de pantalla activo no es otra cosa que un reloj que cuenta nuestras horas de pantalla cada día, el nombre de ambos fondos son Activity Bubbles y Screen Stopwatch. Tanto estos fondos como Envelope ya los podemos descargar desde la Play Store.