TecnoXplora » Móviles

LAS PATENTES DE APPLE SUGIEREN MÚLTIPLES CAMBIOS DE FORMA

El futuro del iPhone podría ser curvo o doblado, como el del bendgate

Apple cuenta con varias patentes que cambiarían la fisionomía del iPhone. La última es una pantalla flexible y curva que, curiosamente, se parece muchísimo a cómo se quedaban los nuevos modelos 6 y 6 plus cuando algunos usuarios aseguraban que se doblaban por su fragilidad.

Bendgate

Squarespace Un experto prueba la fragilidad del iPhone 6

Publicidad

Anuncio gigante de iPhone

Cuando Apple lanzó sus dos nuevos iPhone 6 y 6 plus, un anuncio gigante tapaba la fachada de un edificio en el centro de Madrid. Sus instaladores tuvieron tan mala suerte que la cortina publicitaria doblaba la esquina del inmueble, creando el efecto óptico de un móvil enorme, pero quebrado por la mitad.

Todo ocurría en pleno escándalo bendgate (móviles doblados).  A los pocos días, el anuncio se retiró para recolocar mejor el iPhone 6 gigante y que así se viera como realmente es: más grande, más delgado, e impoluto.

Sin embargo, el bendgate puede que no fuera solo un viral, sino una premonición. Es seguro que algún ingeniero de Apple, cuando vio las fotos de los teléfonos doblados, esbozara una leve sonrisa, como quien sabe y se guarda un secreto.

No en vano, Apple tiene registrada ya varias patentes que transformarían el diseño de los actuales iPhone de una manera radical, en caso de que llegue al mercado y no solo sea una inscripción como barrera de entrada para nuevos competidores.

La última de estas invenciones aceptada por la Oficina de Patentes de Estados Unidos es la de una pantalla flexible o curva, cuyo registro se aprobó el 6 de enero. La invención desvela un terminal con pantalla y baterías curvadas y electrónica flexible. Dicho diseño no dista mucho de lo que ya tienen otros fabricantes, como LG, por ejemplo, y que no han cuajado entre los consumidores.

Patente de iPhone curvo

Apenas importa. Apple es Apple y tiene a una legión de seguidores evangelizados. Cuando lanzó el iPhone 6 y el 6 plus como gran novedad –pantallas más anchas de 4,7 y 5,5 pulgadas y terminal finísimo-, sus competidores Android le recordaron que “eso” ya existía muchos años antes. Pese a todo, la manzana vendió 74,5 millones del iPhone en el último trimestre de 2014.

“Apple es ya una empresa de telefonía móvil y no una tecnológica. Casi el 70% de sus ingresos provienen del iPhone, el iPhone, un producto que pronto cumplirá diez años”, exclama Pepe Cerezo, socio director de Evoca Comunicación.

Así es. Cuando Steve Jobs creó una revolución con el iPhone original, tras su muerte, muchos dudaban de la capacidad de Tim Cook para continuar innovando, innovando, innovando.  Sin embargo, con cada lanzamiento, con cada patente inscrita, la multinacional nos da pistas de cuál será el futuro del móvil de la manzana.

“El iPhone es como una marca de yogur que cada año sacase al mercado un sabor de frutas diferente. Es más, no solo es un producto de lujo, sino que se está convirtiendo en un móvil intergeneracional: para jóvenes, padres o abuelos”, añade Pepe Cerezo.

Apple ya tienen registrada una patente de pantalla envolvente, parecida a un rollito de primavera (wrap around display); y, de manera oculta, a través de sus ingenieros, como testaferros, también ha solicitado patentar otro terminal en uve, que se dobla gracias a una bisagra.

La última patente de pantalla flexible solo confirmaría la suposición. Si lo que viene son pantallas curvas o dobladas, no queda duda de que el futuro del iPhone pasa por cambiar una y otra de vez su diseño, como una celebrity que estrena vestido nuevo en la alfombra roja de cada edición de los Premios Óscar.

Publicidad