TecnoXplora » Móviles

CUIDADO CON LAS BAJAS TEMPERATURAS

El frío puede matar a tu iPhone

Si alguna vez en plena ola de frío se te ha apagado el teléfono móvil, que se sepas que no ha sido por pereza o porque se te haya acabado la batería de forma repentina: hay una explicación vinculada con la temperatura.

iPhone

antena3.com iPhone

Publicidad

Plena ola de frío. Nieva donde hacía mucho que no lo hacía, entre esos sitios en tu barrio. Aprovechas entonces para hacer una foto de la nieve y, de manera original, subirla a Instagram pero… ¡Diantres, tu iPhone no se enciende! ¿Qué le pasa a este ‘cacharro’ de 800€?

La respuesta es sencilla y tiene que ver con la batería, pero no con que se le haya acabado. Estas están fabricadas mediante iones de litio, que son los encargados de transmitir la energía en su interior y expulsarla para que tu iPhone funcione.

El problema es que esos iones de litio están rodeados de un líquido de electrolitos y, como casi cualquier líquido, se congela a una determinada temperatura. En el caso de los iPhone, cuando hay menos de 0 grados Celsius.

En el momento en el que la temperatura baja de ese modo, el líquido se cristaliza, lo que hace que no pueda fluir la energía entre las distintas partes de la batería y, por tanto, el teléfono se apague o no se pueda encender.

Cuando la batería vuelve a coger una temperatura aceptada, el terminal vuelve a funcionar con normalidad. Por ello, desde Apple siempre recomiendan utilizar sus dispositivos entre los 0 y los 35 grados centígrados. Así que ya sabes, tanto si estás en la montaña en invierno o en el sur en pleno verano, ten cuidado con la temperatura de tu iPhone.

Publicidad