Ya hemos perdido la cuenta de cuántas veces hemos hablado del iPhone SE 2, un teléfono que se lleva esperando desde hace ya cuatro años, desde el mismo momento en el que el primer SE llegó al mercado. En esta ocasión parece que por fin estamos ante el año que verá la luz de esta segunda generación del móvil más barato de Apple. Y podría hacerlo además con otro nombre, rememorando al iPhone que nunca fue, el iPhone 9. Ahora hemos conocido por una de las fuentes más fiables el diseño de este terminal, y nos ha sorprendido bastante, aunque lamentablemente para mal.

Así será el iPhone SE 2, ¿o iPhone 9?

@OnLeaks es uno de los “leaksters” o filtradores con mejor reputación del mercado de smartphones y tecnología en general. Y cuando hace una publicación como la de hoy lo más normal es que el diseño termine convirtiéndose en realidad. Además lo más lógico es que este teléfono se haga realidad pronto, porque estas filtraciones suelen llegar poco antes de que los móviles se hagan oficiales, quizás unos meses antes como mucho. Y en esta ocasión han publicado varias imágenes y un vídeo que nos muestran con detalle el diseño del iPhone SE 2, que finalmente podría denominarse iPhone 9.

 

Y la verdad que es un poco decepcionante lo que hemos conocido. Porque básicamente se trata de un móvil que en términos de diseño es prácticamente idéntico al iPhone 8, parece completamente que es el mismo móvil. De hecho cuenta con la misma pantalla de 4.7 pulgadas con las que contaba el último iPhone de aspecto clásico. Incluso tenemos delante de nuevo el Touch ID, con el mismo aspecto de entonces, dentro de un botón Home redondo que ya es una auténtica reliquia en el mercado de smartphones, pero que ahora recuperará Apple.

La fuente que ha filtrado el diseño apunta a que el tamaño de este teléfono es de 138.5 x 67.4 x 7.8mm, por lo que va a ser un iPhone más grueso que su predecesor, que tenía un grosor de 7.3mm. Eso sí, aunque parezca un móvil idéntico al iPhone 8, hay un factor determinante que supondrá un cambio importante respecto de aquel modelo. Porque la parte trasera estará recubierta de cristal, lo que le dará un aspecto más Premium que el iPhone 8 original. Esto quiere decir también que casi con toda seguridad este modelo será compatible con la carga inalámbrica que no tenía el primer iPhone SE.

La pantalla será LCD, y además su procesador será el Apple A13 Bionic que integran actualmente los iPhone 11. La cámara, aunque de un solo sensor, no tendrá nada que ver con la de su predecesor, y podríamos esperar una parecida a la del iPhone XR, ayudada en todo momento por la inteligencia artificial y los algoritmos de fotografía de Apple. Se espera que sea presentado el próximo mes de marzo, y la duda ahora mismo es su nombre, si será el iPhone SE 2 que todos esperábamos, o bien si finalmente se llamará iPhone 9, un modelo que como sabéis, nunca llegó al mercado, al saltar directamente del iPhone 8 al iPhone X.