En las últimas semanas hemos conocido la nueva generación de los Redmi Note, una de las gamas de Xiaomi, ahora de Redmi, más populares. Es la tercera generación en poco más de un año, pero aún hay algún modelo en camino, precisamente el modelo más popular de todos, el Redmi Note 9. De este ya no hay prácticamente sorpresas, después de haberse desvelado todas sus características en la TENAA, la certificación china por la que pasan todos los teléfonos que se ponen a la venta. Vamos a repasar esa ficha técnica completa, a la vez que lo comparamos con su predecesor, para comprobar sus diferencias.

Ficha técnica completa del Redmi Note 9

La TENAA es el organismo oficial chino por el que deben pasar los teléfonos que se van a comercializar, para comprobar que se ajustan a la legalidad. En este caso el modelo que ha pasado por la organización china es el M2002J15SC. Este modelo en realidad es el Redmi Note 9, la versión estándar del teléfono, que contará lógicamente con un perfil de gama media puro y duro. Este llega con una pantalla de 6.53 pulgadas, más grande que la de su predecesor, y con resolución Full HD+ protegida por Corning Gorilla Glass 5. Esta pantalla está perforada en la esquina, por lo que no cuenta con un notch.

Xiaomi Redmi Note 9 | TENAA

Le acompaña un procesador de MediaTek, el Helio G80, en lugar del Snapdragon 665 que tenía el anterior modelo. En este caso hablamos de un procesador de gran rendimiento para juegos, aunque lógicamente orientado a la gama media. Le acompañan 4GB o 6GB de memoria RAM, así como 64GB o 128GB de almacenamiento interno ampliable mediante tarjetas microSD. Respecto de la cámara de fotos, por la foto de la TENAA se ha podido comprobar que cuenta con una configuración cuádruple, con cuatro sensores del que solo sabemos que el principal es de 48 megapíxeles, como lo era en su predecesor. Delante, dentro de la pantalla, el sensor sería de 13 megapíxeles.

Una de las grandes mejoras que demuestra la TENAA es la de la batería, que cuenta con mucha más capacidad. Esta tendría 5020mAh, más que los 4000mAh con los que contaba el Redmi Note 8. Aunque la certificación habla de 4920mAh, se espera en realidad esta otra cifra más elevada. La batería además sería compatible con carga rápida de 18W, aquí no hay cambios. E lector de huellas se ubicará en la parte trasera, justo debajo de la cámara, integrado en el módulo de esta.

Por en el aspecto del diseño, en la imagen que ha facilitado la TENAA, vemos un diseño bastante similar al del Redmi Note 9S, con los cuatro sensores dispuestos de forma cuadrada, con el flash LED en el lateral de la cámara. Por tanto a nivel estético esta nueva generación mejorará sobre todo al Redmi Note 8 en una pantalla sin notch, así como en una batería más capaz, en el resto de apartados no se esperan grandes cambios. La clave será el precio, que una vez más esperamos que sea muy ajustado y se mueva alrededor de los 150 euros.