Apple sigue trabajando en la nueva generación de iPhone, a la que todavía le quedan casi nueve meses por delante para seguir madurando y puliendo los aspectos más importantes del terminal. Mientras seguimos conociendo nuevos detalles acerca de cuáles serán sus principales novedades, y cada vez va tomando más fuerza que el Face ID, lejos de perder protagonismo en los futuros iPhone, lo va a seguir aumentando. Eso es lo que han desvelado de nuevo los analistas alrededor de la firma de Cupertino. Mejoras sobre todo en esta tecnología de identificación de Apple.

Mejoras importantes en el Face ID

Sobre los futuros iPhone se ha hablado largo y tendido de sus sistemas de verificación de la identidad. Se llegó a decir que la firma eliminaría el Face ID en pos de un nuevo lector de huellas bajo la pantalla, algo así como el regreso del Touch ID a los teléfonos de Apple. Pero nada más lejos de la realidad, porque ahora la CNBC ha podido acceder a una nota de la consultora Barclays, donde se apunta directamente a la mejora del Face ID como una de las principales características de los nuevos iPhone. De hecho se habla directamente de un Face ID renovado respecto de sus predecesores.

iPhone 11 | Photo by Mika Baumeister on Unsplash

Dentro de esta nota apuntan directamente a que contará con nuevos sensores 3D en la cámara trasera, y en general toda la estructura del Face ID será mejorada. Mencionan también que los sucesores de los modelos de iPhone Pro actuales contarán con nuevos sensores ToF (Time of flight) que permitirán a los nuevos iPhone crear mapas en 3D de habitaciones y estancias, beneficiando por supuesto a todo el ecosistema de realidad aumentada de Apple, el que conocemos como ARKit. Por tanto Apple seguirá apostando por el Face ID mejorándolo notablemente respecto de los modelos actuales que cuentan con esta tecnología.

Se había especulado mucho con que se prescindiría de esta tecnología por parte de Apple, ya que el ascenso de los lectores de huellas bajo la pantalla es imparable, al menos en los móviles Android. Apple parece reacia a esta tecnología, y tanto es así que en las imágenes que hemos conocido del futuro iPhone SE 2, o iPhone 9 como podría denominarse, vemos el regreso del Touch ID en su forma original, con un botón Home redondo.

Otro de los retos que se le plantean a Apple es cómo va a conseguir ofrecer las pantallas sin notch alguno de la competencia si sigue integrando en el su frontal las cámaras del Face ID con sensores de profundidad. Los nuevos iPhone destacarán por contar con los nuevos procesadores Apple A14, así como con más memoria RAM, llegando hasta los 6GB. También se esperan cámaras con más sensores, hasta cuatro en el modelo más avanzado, y sobre todo el estreno de la conectividad 5G en la nueva gama de iPhone.