TecnoXplora » Móviles

SAMSUNG, HTC Y SONY SERÁN RIVALES DE APPLE

Estos son los móviles con los que competirá el nuevo iPhone 5S

Queda poco menos de una semana para que el recién presentado iPhone 5S llegue al mercado, donde encontrará una dura competencia en el terreno de la gama alta.

iPhone 5S

DefconPlay iPhone 5S

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 13.09.2013 09:32

Apple tenía pocas novedades que mostrar en su presentación que no hubiesen sido filtradas antes, pero eso no impidió que fuese el centro de atención del mundo tecnológico a lo largo de todo el evento. En él pudimos ver por fin el esperado iPhone 5S, que se pondrá a la venta en varios países (entre los que no está España) el próximo 20 de septiembre. Pero no estará solo en el mercado.

El principal rival del teléfono de Apple será Galaxy S4, de Samsung. La compañía coreana ha conseguido que muchas personas identifiquen su marca como la única alternativa viable al iPhone y a iOS, a pesar de que el catálogo Android es enorme, y en parte ha sido gracias a su gama Galaxy S.

Las características de este teléfono son más o menos las mismas que se pueden encontrar en cualquier dispositivo de gama alta: pantalla de 5 pulgadas (la del iPhone 5S es de 4), procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM… A nivel de hardware es difícil diferenciarse de otros terminales con el sistema operativo de Google, así que Samsung apostó por hacerlo desde el diseño, el software y los accesorios.

Sus mayores ventajas son el mayor tamaño de pantalla y, sobre todo, un precio algo inferior. El actual buque insignia de los coreanos no se ha vendido tan bien como esperaban y ya lleva más tiempo en el mercado, así que es bastante más asequible; al menos, libre.

Pero hay más equipos de los que Apple debería preocuparse. Y el mejor es HTC One. No es el más conocido ni el más vendido, pero actualmente ningún teléfono Android puede hacerle sombra. ¿El motivo? Tiene las especificaciones necesarias para aguantar cualquier comparación con otros teléfonos y, además, cuenta con el mejor diseño, la mejor pantalla y una capa personalizada sobre Android que se olvida de programas y florituras innecesarias.

El problema es que es un ‘smartphone’ viejo para los estándares actuales, ya que fue presentado en febrero. No está obsoleto, ni mucho menos, pero queda poco para que empiecen a aparecer rumores y filtraciones de su sucesor, sea cual sea. La cámara, que utiliza la tecnología Ultrapíxel, también puede echar para atrás a los compradores potenciales, pues requiere cierta práctica para sacarle el máximo partido.

De todos modos, también hay rivales más recientes. El más cercano en el tiempo es Xperia Z1, que fue presentado por Sony en la IFA de Berlín. Procesador de cuatro núcleos Snapdragon 800 (es el primer teléfono que lo monta), 2 GB de RAM, cámara de 20.7 megapíxeles y pantalla Full HD de 5 pulgadas son sus credenciales. Además, lo aguanta prácticamente todo, así que polvo, golpes o agua no serán un problema.

Obviamente, esta resistencia repercute en su tamaño y se trata de un dispositivo bastante voluminoso. Gracias a la tendencia actual de hacer las pantallas cada vez más grandes, logra disimularlo un poco y se queda en 'robusto'. Su precio libre, 699 euros, es exactamente el mismo que el del modelo básico de iPhone 5S.

No obstante, si el precio es un problema, hay muchos otros móviles que pueden competir con el nuevo teléfono de Apple. Desde Huawei Ascend P6, que imita su diseño y tiene el cuerpo más delgado del mercado, al muy económico Nexus 4, que todavía es el mejor dispositivo en relación calidad-precio. Y no hay que olvidar que Windows Phone puede tener algo que decir con el Lumia 1020 de Nokia.

Pero si hay que elegir un último competidor para el iPhone 5S, éste es, sin duda, iPhone 5C. El gama media (no se puede hablar de gama baja o ‘low cost’ por precio ni por calidad) que acaban de presentar los de Cupertino viene a cumplir el papel del iPhone 5. Es decir, será un dispositivo viejo (todo lo viejo que puede ser algo que tiene un año de edad) en cuanto a características, pero también más barato. Y en este caso logra deshacerse de la idea de que se compra algo obsoleto, ya que acaba de ser presentado.

Además, aunque es bastante caro -partirá de los 599 euros-, la clave estará en los contratos de permanencia, que dejan su precio en tan solo 99 dólares (por ahora sólo hay ofertas en Estados Unidos). El coste final para el usuario será muy superior, pero lo importante —para Apple— es que tendrá la idea de se hace con un iPhone nuevo por menos de 100 dólares.

Publicidad