Hace ahora un año que se produjo el mayor terremoto que recordamos en el mercado tecnológico, especialmente en el de smartphones. Todo por el veto de Estados Unidos, de su departamento de comercio, a varias empresas chinas, que a priori constituyen una amenaza para la seguridad nacional. Un año después, Huawei ha sido la principal afectada por este veto,, al no poder integrar en sus teléfonos móviles los servicios y apps de Google. Ahora parece que lejos de volver las aguas a su cauce, el calvario para Huawei va a proseguir durante otro año más, tal y como hemos conocido hoy.

El veto se mantendrá durante otro año

Donald Trump, el presidente norteamericano, ha dado orden de extender otro año más el veto contra numerosas empresas chinas, entre las que se encuentra Huawei. En pos de una “emergencia nacional” la administración norteamericana prorroga así la batería de medidas de veto contra la lista negra de las firmas chinas que ya el año pasado sufrieron estas restricciones. La orden inicial, ahora extendida en plazo, se trata de una orden ejecutiva clama por una emergencia nacional que sea capaz de proteger la información y los servicios de telecomunicaciones norteamericanas de cualquier amenaza. Como es habitual, no solo por su negocio de smartphones, sino también de redes, Huawei es el principal blanco de esta ejecutiva.

Presentación del nuevo Huawei Mate 30 | EFE

El veto que promulga esta ejecutiva como sabéis prohíbe a cualquier firma norteamericana hacer negocios con las empresas chinas de la lista negra. De tal forma que Google no puede dar soporte a Huawei con la extensión de licencias de software que permitan integrar en sus teléfonos tanto las apps como los servicios de Google. En el texto de la nueva ejecutiva se puede leer lo siguiente:

Esta amenaza continúa siendo inusual y extraordinaria para la seguridad nacional, la política exterior y la economía de los Estados Unidos. Por esta razón, la emergencia nacional declarada el 15 de mayo de 2019 debe continuar vigente después del 15 de mayo de 2020 (…) con respecto a asegurar las tecnologías de la información, las comunicaciones y la cadena de suministro de servicios

Huawei intenta mantener un difícil equilibrio

La situación para la firma china por tanto se agrava, porque las pocas esperanzas que pudiera tener Huawei de volver a contar con Google en sus móviles se ha esfumado por bastante tiempo, y más con la tensión creciente entre Estados Unidos y China, no solo por la guerra comercial, sino también por las sospechas que hay sobre el país asiático en el origen y expansión del COVID-19. Mientras Huawei sigue adelante con una estrategia desesperada por mantener su negocio en occidente, donde es uno de los fabricantes de móviles que más vende.

Estamos viendo en los últimos meses el lanzamiento de móviles con los servicios de Google y sus apps, pero que son meras reediciones de móviles ya antiguos. Una estrategia que no podrá estirar mucho más Huawei, que debe implementar de una vez por todas sus sistema operativo alternativo a Android, HarmonyOS. Mientras AppGallery, la tienda de apps de Huawei sigue creciendo, mientras que los HMS, los servicios móviles de Huawei, ya cuentan con 400 millones de usuarios activos.