EL 57% DE LOS PADRES MIRA EL MÓVIL NADA MÁS LEVANTARSE

EL 57% DE LOS PADRES MIRA EL MÓVIL NADA MÁS LEVANTARSE

La dependencia del móvil afecta así los adolescentes y también a los padres

Los jóvenes no son los únicos dependientes del móvil: un estudio revela que, aunque en menor medida que los adolescentes, los padres también están afectados.

Aunque menos que los adolescentes, los padres también presentan dependencia del móvil.
Aunque menos que los adolescentes, los padres también presentan dependencia del móvil. | Pixabay

Sandra Arteaga | @euridice19 | Madrid | 11/01/2019

Estamos acostumbrados a las noticias que hablan de lo enganchados que están los niños y adolescentes a las pantallas, pero en ocasiones se nos olvida que los adultos también nos vemos afectados, muchas veces más de lo que estamos dispuestos a reconocer.

Con el objetivo de analizar y comparar el uso que los jóvenes y sus padres hacen de los dispositivos móviles, el Centro de Investigación Pew de Washington (Estados Unidos) ha llevado a cabo un estudio en el que han participado adolescentes de entre 13 y 17 años y sus progenitores. En concreto, tanto los jóvenes como sus padres respondieron a una encuesta con preguntas sobre sus hábitos con el smartphone, y los resultados dejan ver que, si bien es cierto que los adolescentes presentan una dependencia mayor, sus progenitores también se encuentran muy enganchados a sus móviles.

Por una parte, en lo que a apego y distracción se refiere, las diferencias que se observan entre jóvenes y adultos no son excesivamente grandes, y en algunos casos los padres superan a sus hijos. Por ejemplo, el 72% de los menores encuestados afirma revisar tu móvil nada más levantarse, un hábito que también han adquirido sus padres, puesto que el 57% admite echar un vistazo a sus mensajes tan pronto como se despierta.

En lo relativo a la pérdida de atención por mirar el smartphone, los adultos aventajan a los adolescentes: mientras que el 31% de los niños reconoce que se desconcentra en clase por mirar su dispositivo, esta cifra asciende al 39% en el caso de los padres. Aunque lo más probable es que la prohibición de los móviles en clase sea uno de los motivos que hacen posible esta diferencia, resulta preocupante que un porcentaje tan alto de adultos se desconcentre en su puesto de trabajo por revisar su teléfono.

Pero la pérdida de atención en clase o el trabajo no es el único problema derivado de la dependencia de los móviles. Aproximadamente siete de cada diez padres dice que sus hijos se distraen durante una conversación por mirar su móvil, pero no son los únicos: según la mitad de los adolescentes encuestados, en ocasiones sus padres también dejan de prestarles atención cuando están hablando por consultar su terminal.

A tenor de estos resultados, para educar adecuadamente a nuestros hijos y enseñarles a hacer un bueno uso de la tecnología, es importante que tomemos conciencia de nuestros propios hábitos y corrijamos las prácticas dependientes. De esta forma, podremos inculcar a nuestros hijos una relación más sana con los dispositivos móviles.

Más noticias

Los mas vistos

Becas Red Leonardo

¡Abierto el Plazo! Becas a investigadores y creadores culturales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.