La expansión del coronavirus por todo el mundo se ve produciendo en oleadas, si primero fue China la que tuvo que tomar medidas de confinamiento, y después Italia y España, ahora otros países, con muchos más habitantes están aplicando también ese confinamiento a su población, como es el caso de la India. Ya con el confinamiento y los cierres de fábricas en China la producción de los iPhone se vio ininterrumpida. Ahora que precisamente Apple comenzaba a recuperar la fe en poder volver a la normalidad, tanto en las fábricas como en el retail, el confinamiento Indio también golpea directamente a la fabricación de sus dispositivos.

Varias fábricas donde se ensamblan los iPhone tendrán que cerrar

La India ayer ordenaba el confinamiento de más de 1.350 millones de personas, y el cese de toda la actividad no esencial durante al menos 15 días. Lógicamente esto afecta directamente a las fábricas donde Apple ensambla sus iPhone en aquel país, que son propiedad de Foxconn y Wistron Corp. Allí se fabrican varios móviles de Apple, como por ejemplo el iPhone XR, un teléfono que tendrá que detener su producción por causas de fuerza mayor como esta. Pero también son otros iPhone los que verán interrumpida su producción. Porque en este país se han fabricado algunos modelos icónicos de la marca, como los iPhone SE, iPhone 6S o iPhone 7 desde 2017.

iPhone 11 Pro Max | Photo by Felipe Santana on Unsplash

Tanto las fábricas de Foxconn como las de Wistron Corp se unirán también a las oficinas de Apple en aquel país donde se trabaja en los datos de la app de mapas de Apple. India se ha convertido en uno de los mercados donde más ha crecido el negocio de Apple, con un aumento récord de las ventas, con un 41% positivo. La buena noticia, al menos de momento, es que el cierre temporal de estas fábricas solo afectará a una pequeña parte del negocio de teléfonos de Apple, ya que los iPhone 11 se ensamblan en China, en unas fábricas que poco a poco están volviendo a la normalidad después de ver que en este país se han contenido los nuevos contagios.

Ahora a Apple le tocará repetir lo mismo que en China, con un corte temporal en su cadena de suministro. En cualquier caso es algo que va a afectar a la firma californiana en las próximas semanas en muchos lugares del planeta, donde tiene tiendas u oficinas, con los estrictos planes de confinamiento que se están llevando a cabo, como ahora en España. Y que también están comenzando a extenderse por Estados Unidos. Unos vaivenes en la producción que podrían afectar directamente a los iPhone 12, que se deberían presentar en septiembre, pero que podrían ver desplazado su lanzamiento, que no presentación, al mes de noviembre e incluso a las navidades. Lógicamente Apple no es el único fabricante afectado por estos problemas en la producción de sus móviles, pero sin duda es una de las marcas más visibles e importantes del mercado, y cualquier impacto que reciba puede suponer también un importante golpe a la economía.