PLEGABLE, FLEXIBLE Y CON GANAS DE CONVERTIRSE EN UN MAC

PLEGABLE, FLEXIBLE Y CON GANAS DE CONVERTIRSE EN UN MAC

¿Cómo puede ser el iPhone de aquí a 2027?

El futuro del iPhone va a ser largo y ganará muchas funciones de las que poco podemos imaginar por ahora.

Miguel López | @mlopca | Madrid | 12/11/2018

Sólo han pasado unas semanas desde que hayamos visto la última actualización del iPhone, y hay que esperar hasta septiembre de 2019 (si no hay sorpresas) para volver a ver más modelos nuevos. Y Apple ya nos dijo el año pasado que el iPhone X iba a servir como base para la evolución del teléfono durante los próximos 10 años, pero... ¿qué le puede pasar al iPhone de ahora en adelante?

Es fácil pensar en una evolución lineal del smartphone, y eso Apple no lo lleva mal. Los procesadores ARM que emplea en sus terminales son cada vez más potente, y rompen moldes cada vez que son sometidos a las pruebas de rendimiento. Pero lo que hay que preguntarse es cómo va a aprovechar Apple toda esa potencia tanto a corto como a medio y largo plazo.

Lo que nos queda claro de buen principio es que vamos a ver cambios y nuevos usos para el iPhone, que pueden empujar al resto de mercados a hacer lo mismo. Se nota por el dinero que está dedicando Apple a investigación y desarrollo, con cantidades que rompen récords superando los 3.000 millones de dólares en febrero. La compañía de Cupertino jamás había gastado tanto dinero en buscar formas de innovar, que seguro veremos en el futuro.

¿Qué formas de innovar pueden ser esas? Pues viendo cómo la potencia de los procesadores aumenta de forma exponencial, podemos hablar de algo que en Samsung ya se atreven a mostrar: smartphones capaces de ejecutar un sistema operativo completo de sobremesa cuando se conectan a un monitor, un teclado y un ratón.

Dicho de otro modo: imagina un iPhone que, puesto en una base de conexiones y carga encima de una mesa, se convierta en un Mac y ejecute macOS para que trabajes cómodamente. O eso, o hacer lo mismo en una "carcasa de portátil" que aporte una pantalla y una batería extra. El iPhone aún cobraría más protagonismo, porque incluso se encargaría de cubrir las necesidades que ahora mismo necesitan de la compra de un ordenador completo aparte.

Algo similar podría pasar con las tabletas: ya corren por ahí prototipos de móviles plegables que "se abren" para desplegar una pantalla más grande en su interior. Imagina tener un iPhone que se abra en dos o tres partes convirtiéndose en un iPad cuando más te convenga. Es algo que por las patentes podríamos ver más pronto que tarde.

Otra forma de aprovechar la potencia bruta de los procesadores de los iPhone del futuro, ya más a largo plazo, puede potenciando unas gafas de realidad aumentada y/o virtual. Llevamos oyendo rumores de esto desde hace ya mucho tiempo: unas gafas de realidad aumentada pueden ser el próximo gran producto revolucionario de Apple, dando lugar a todo un nuevo mundo de plataformas, servicios y aplicaciones que usaríamos con nuestra voz o incluso nuestros ojos.

¿Alguna cosa más? Pues seguro que sí, pero ya se trata de cosas que no han salido en la rumorología ni en las patentes pero que sin duda se está ya probando en los laboratorios más protegidos del Apple Park.

Da igual si tienes un iPhone o prefieres un Android: tu vida ha cambiado radicalmente gracias al lanzamiento del iPhone original en 2007. Así que imagínate lo que podrías estar haciendo en tu día a día en 2027.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.