TecnoXplora » Móviles

EL EXTRAÑO MATRIMONIO ENTRE REALIDAD VIRTUAL Y LOS MÓVILES

¿Cómo le explicas a tu madre que estas gafas funcionan con el móvil?

Samsung ha apostado por la realidad virtual, una tecnología aún de nicho, y quiere llevarla al mundo de los móviles. ¿Saldrán airosos del riesgo o hay alguna cuestión de fondo que no conocemos?

Samsung Gear VR

Samsung Samsung marida la realidad virtual con el móvil

Publicidad

El pasado mes vimos cómo Samsung anunciaba su propio dispositivo de realidad virtual, el Samsung Gear VR. Se trata de un producto realizado con ayuda de una empresa llamada Oculus, que lo mismo no os suena por financiarse mediante Kickstarter, pero sí por haber sido adquirida recientemente por Facebook a cambio de 2.000 millones de dólares.

Sin embargo, al menos en apariencia, este parece un matrimonio muy raro. ¿Quién iba a querer ponerse unas gafas en medio de la calle, sentado en un banco, o en el metro, que además son enormes que tiene que llevar en una mochila por su tamaño? La respuesta obvia, desde un punto de vista social, sería que nadie, pero si hemos pasado de usar móviles enanos a usar cacharros de seis pulgadas en menos de 10 años, quizá esto también cambie.

Por el momento, solo Samsung parece haber apostado de lleno, y ni tan siquiera de forma unilateral, pues ha necesitado la ayuda de otra empresa con más experiencia, y de la que va a depender un tiempo, para llevar a cabo sus objetivos. No es la mejor perspectiva desde la que abordar un tema tan complicado de cara al usuario, que esa es otra: ¿Cómo explicas a tu madre por qué se usan estas nuevas gafas con el móvil?

Esta es la barrera más importante que tiene que afrontar la realidad virtual en su vertiente móvil: ¿cómo hacerla comprender al usuario? La realidad virtual, en su apartado como producto de escritorio como herramienta de juegos, sigue siendo un nicho. Su salto al mundo móvil ha sorprendido a todo el mundo y pocos expertos le encuentran aún un sentido.

De ahí que muchos apunten en otra dirección, en usar la Realidad Virtual como una excusa para hacer móviles más potentes y superar un problema que empieza a atosigar a las compañías: ya no se pueden hacer cacharros ni má grandes ni más potentes, porque la potencia necesaria para hacer de todo con el móvil se está alcanzando. Sin embargo, para conseguir una buena realidad virtual, en el fondo, hace falta el doble de potencia, por aquello de las dos imágenes a la vez.

Que sólo el móvil más moderno y caro de Samsung, el Galaxy Note 4, permite usar sus gafas de realidad virtual casi podría ser una demostración de esto. Para usar realidad virtual, hace falta potencia suficiente y una pantalla con una gran densidad de píxeles, de ahí que este móvil encaje bien y que esta teoría lo haga aún mejor.

Samsung no es la única que ha decidido que existe potencial en la realidad virtual móvil, claro; pero su máximo competidor es un proyecto financiado por Kickstarter que apenas ha conseguido 66.000 libras. Al menos, es compatible con más dispositivos.

Pero no todo va a ser negativo: como sustituto de un tablet, el Galaxy Gear VR es magnífico. Si todo el mundo usa el iPad y similares para ver películas y series tirados en el sofá, ¿por qué no hacer lo mismo con este otro cacharro, que al menos quita todas las distracciones de alrededor y simula una pantalla gigante en tus narices? Si las tablets están teniendo problemas últimamente, quizá esto sea un clavo más en su tumba, si acaba funcionando bien.

Publicidad