Cuando leemos que un teléfono cuenta con DualSim rápidamente entendemos que es posible llevar en ellos dos líneas de teléfono. Una la personal y otra para la profesional, de tal forma que nos permite dejar uno de los terminales en casa y no ocupar ni espacio en el bolsillo, ni en el bolso, ni en ningún otro sitio. Ahora bien, esos smartphones con Android no gestionan de la misma manera que los iPhone esa 'doble Sim'.

Apple, como siempre, optó por un estándar más moderno que la liberaba de tener que diseñar una bandeja doble para tarjetas Sim físicas, por lo que recurrió a las eSim, que son la versión electrónica de esos dispositivos de toda la vida. Por esta razón no es tan sencillo dar de alta una segunda línea en un iPhone (compatible), porque nos va a obligar a tener que acudir a un distribuidor oficial de nuestra operadora para hacer ciertas gestiones.

La primera, y última, es pedir una Sim extra de la líneas que vayáis a utilizar con essa nueva eSim. En la tienda os darán una tarjetita de papel, cerrada y que contiene un código QR. Esa será la clave de todo el sistema y lo que el iPhone nos va a requerir para que completemos todo el proceso. Así que con el smartphone de Apple en una mano y lo que nos han dado desde la compañía, vamos a dar de alta esa segunda línea.

Paso a paso es muy sencillo

La manera de activar sin problemas esta eSim es a través del menú de 'Ajustes'. De allí nos vamos hasta 'Datos móviles' y, bajando la pantalla haciendo scroll, veremos una función en color azul llamada 'Añadir plan de datos móviles'. Tocamos ahí y el teléfono abrirá la cámara de fotos, al menos en una buena parte de la pantalla, justo como podéis ver aquí debajo.

Cómo añadir una segunda línea de teléfono a tu móvil | Tecnoxplora

Ahora solo tenéis que apuntar con el móvil a la zona del código QR para que lo escanee. Allí están todos los datos necesarios para que el iPhone reciba y guarde encriptada toda la información sobre los distintos códigos que almacena una tarjeta Sim: esto es la identificación del área local y del abonado, la clave de autentificación, etc. Todo un conjunto de elementos que el smartphone de Apple almacenará de forma segura (eso nos dicen) en un chip específico para este cometido.

Cuando haya terminado el proceso, el iPhone os avisará y en ese instante ya tendréis las dos líneas en funcionamiento. Es importante recordar que es determinante identificar correctamente qué línea de las dos es la de uso personal, y cuál la profesional. ¿Por qué? Bueno, pues porque todas las llamadas que recibáis, o los mensajes SMS, tendrá la identificación que hayáis marcado. Por ejemplo, PR aparecerá cuando os llamen al 'Plan Principal' y PE para el 'Plan Personal'. Es por eso que debéis tener clara esa diferenciación, para que no os confundáis más tarde con las llamadas que recibimos, o hacemos, desde una Sim u otra.