Aunque las amenazas alrededor de nuestros móviles siguen siendo igualmente peligrosas, en estos últimos años la seguridad y los métodos para evitar ataques en nuestros móviles ha mejorado mucho. Incluso en todo lo relacionado con las contraseñas y usuarios que tenemos en nuestros dispositivos. Durante mucho tiempo ha sido algo bastante incómodo el comprobar que cuando íbamos a introducir una contraseña o el usuario no estábamos seguros de cuál era, sobre todo en aquellos servicios y apps que normalmente utilizamos menos. Para esos casos lo que podemos hacer para facilitar la tarea es activar el autocompletado de las contraseñas en el teléfono.

Así puedes activar esta función

Es bastante sencillo acceder a esta función del sistema gracias a los ajustes del teléfono. Una vez que estamos dentro, como podéis comprobar en el vídeo adjunto, podemos ir a la sección de “idiomas e introducción de texto” dentro de la cual vamos a poder encontrar una función dentro del menú avanzado en este lugar. Ahí podemos acceder a la característica que estamos buscando, que no es otra que la de “servicio de autocompletar” que es la que activa precisamente esta modalidad de autocompletado.

Para activarlo en el teléfono solo tenemos que pulsar sobre esta opción, y dentro seleccionar “Google” o en el caso contrario, de que queramos desactivar este autocompletado, podemos pulsar sobre el botón de “ninguna” en el caso de que ya estuviera activado y quisiéramos deshacernos de esta característica. Si nunca has utilizado este método, vas a poder comprobar que es uno de los más cómodos que podemos disfrutar en nuestro teléfono, sencillamente porque con él podemos acceder a cualquier cuenta personal, ya sea de una app o web de manera automática sin que recordemos el usuario o contraseña.

Porque en el momento de hacerlo, de existir datos guardados, el teléfono automáticamente nos pedirá que confirmemos cuál es la cuenta con la que queremos entrar, si es que existen varios usuarios diferentes o cuentas distintas. Una vez que las seleccionamos veremos como el móvil recuerda automáticamente los datos de la contraseña para que esta se introduzca correctamente. Eso sí, para que todo funcione según lo previsto, y para que Google siempre sepa cuál es la clave que vamos a introducir, lo que debemos hacer es guardar el usuario y contraseña la primera vez que los introducimos.

Entonces será el propio sistema el que nos preguntará si queremos guardar esos datos para que se utilicen posteriormente. A partir de ahí será coser y cantar, y una vez que se hayan ido guardando los diferentes usuarios y contraseñas veremos cómo se convierte en algo extremadamente sencillo recordar los diferentes parámetros de estas cuentas, aunque muchas veces sea algo complicado. Sin duda es una de las mejores funciones con las que cuenta el sistema, sobre todo por lo que simplifica las cosas a la hora de movernos por distintas cuentas. Eso sí, el único peligro real es que de no introducir los usuarios y contraseña terminamos por olvidarlas, por lo que nunca está de más practicarlas un poco.