Cada vez que tu iPhone te avisa de una nueva actualización del sistema operativo, caes en medio de una tesitura que va del feroz frenesí y hasta la más absoluta desidia. Sin embargo, clicas en Ajustes / General / Actualización de software y zas, compruebas que ya puedes subsanar ciertos problemillas de tu iPhone con iOS 8.3.

Nuevo iPhone 6

1.- La pantalla de tu iPhone 6 Plus ya no estará del revés. Porque te sucedía cuando lo sacabas del bolsillo, cartuchera o maletón. Apple corrige este fallo. Corre, actualiza ;-)

2.- La asistente de voz Siri tiene ahora un acento extraño. ¿Es como el de las actrices de doblaje de las antiguas películas de Disney o te lo parece? Los chicos de Cupertino, dicen, la han dotado de una “mejor tonalidad” para que converse contigo con un timbre más humano. Apúrate, pásate a iOS 8.3. Sin algo así no podrás vivir.

3.- Tengo wifi, no tengo wifi. Cuando estabas chupando red de una wifi propia o ajena, a veces, puede que tu iPhone se desenganchara de manera intermitente. Apple lo soluciona y también el tedioso corte de llamada cuando usabas el manos libres (sí, ocurría). ¿Te lo estás pensando aún?

4.- Agitabas tu móvil como un cóctel para que tus vídeos se vieran en la posición correcta. Es otra de las taras arregladas. Existía, según Apple, un problema en la rotación de tu teléfono, que, en ocasiones, “impedía a la pantalla volver a la orientación vertical después de haber girado a la horizontal”, explican.

5.- No podías reenviar mensajes o eliminarlos.- Tranquilo, ya está solucionado. Desde que actualices el sistema operativo de tu iPhone, ya puedes abandonar WhatsApp y usar siempre iMessage. (Risas enlatadas).

Sin embargo, lo verdaderamente importante, lo apremiante, lo imperioso no son estas cinco razones. El verdadero motivo urgente por el que actualizarás el sistema operativo móvil de tu iPhone es éste:

nuevos emoji de Apple

5+1.- Pasarte a iOS 8.3 te supone tener 300 nuevos emojis.- Sobre todo, Apple incorpora lo ya anunciado, desde matrimonios del mismo sexo, a diferentes tonalidades de piel, que se logran con una pulsación prolongada. Ahora, sí, ¿verdad? Ahora te entran las prisas, acabas el bostezo de la desidia y comienzas con los temblores del frenesí.

A modo de postdata, recuerda que para descargar iOS 8.3 tienes que tener bastante memoria libre en tu iPhone. El nuevo ‘update’ del sistema operativo no suma, resta. Además, siempre es conveniente hacer copia de respaldo en iCloud de tus fotos, vídeos y demás contenido propio, no sea que la urgencia se convierta en maledicencia.