La cámara es sin duda uno de los aspectos más importantes de un teléfono móvil, básicamente la principal razón por la que un teléfono suele ser más caro que otro, más incluso que por el procesador o pantalla con la que cuente. Y los teléfonos conceptuales son perfectos para poder entender mejor cuál será el futuro de este campo. Y la firma china Vivo es una de las más innovadoras en este aspecto, no quizás en la calidad global de los sensores de sus cámaras, sino sobre todo en cómo la fotografía móvil se puede acerca mejor a la de otros dispositivos que cuentan con mejores prestaciones en este aspecto. Lo último que ha ideado este fabricante, con su Vivo APEX 2020, es una cámara que incorpora un Gimbal en su sensor, un mecanismo que es muy común en dispositivos como los drones, que acostumbran a hacer grabaciones a gran altitud y con muchas vibraciones sin que se noten apenas movimientos.

Un Gimbal, ¿para qué?

Los estabilizadores mecánicos, conocidos también como Gimbal para ser más breves, son mecanismos de estabilización que normalmente se encuentran en las cámaras de fotos de los drones, y también en los primos hermanos de los palos selfie, que permiten grabar vídeo por ejemplo mientras corremos sin vibración alguna. Lo que hace este mecanismo es mantener la lente de la cámara inalterable en el mismo lugar, independientemente de hacia dónde se mueva el dron, o en el caso de Vivo, el teléfono móvil. Con la presentación de su Vivo APEX 2020, la firma china busca ofrecer las pautas de diseño y tecnología en las que se moverán sus móviles en el futuro.

Y como puede verse en el vídeo adjunto, la firma está trabajando en un teléfono que cuenta con una cámara de fotos inédita, que integra un Gimbal en el propio sensor. Esto quiere decir que independientemente de los movimientos que hagamos con el teléfono, moverlo lateralmente, subirlo o bajarlo, la lente se mantendrá perfectamente ubicada con la misma orientación. Esto reducirá al mínimo las vibraciones al grabar vídeos e incluso al hacer fotos, y no tendrían ninguna vibración. Una cámara que contaría con un zoom óptico de hasta 7.5x.

Teléfono conceptual

El APEX de Vivo ya es un clásico entre los móviles conceptuales, y este además nos ofrece una pantalla de 6.45 pulgadas con resolución Full HD+ y tecnología AMOLED. La pantalla es totalmente curva en los laterales, lo que hace que esta tenga la apariencia de que no tiene ningún borde. Además contaría con una carga rápida de 60W de potencia, heredada de la tecnología del grupo BBK, al que pertenecen también marcas como Oppo o OnePlus, con gran experiencia en carga rápida. La batería sería de solo 2000mAh y se cargaría en 20 minutos. Por supuesto cuenta con 5G, 12GB de RAM y 256GB de almacenamiento interno. Sin duda una característica, la del Gimbal, que hace de este prototipo algo diferente y fresco dentro de la industria.