TecnoXplora » Móviles

Móviles

La carga inalámbrica del iPhone 12 Mini no es tan rápida como esperas, ¿por qué?

Los datos de soporte publicados por Apple descubren que los accesorios MagSafe funcionarán de forma distinta que en otros modelos de la misma gama.

iPhone 12 mini

Apple iPhone 12 mini

Publicidad

Aunque son muchas las características que ofrecen nuestros smartphones, en los últimos años se ha iniciado una batalla en la que algunas empresas fabricantes de teléfonos móviles consideran que las velocidades de carga serán un argumento de compra definitivo paras convencer a aquellos usuarios que hacen un uso intensivo de su terminal. Y es que parece lógico pensar que cuanto menos tarde en recargar la batería, antes podremos proseguir con lo que estábamos.

Prueba de esa feroz competencia es la proliferación de compañías que muestran al mundo cómo van sus trabajos alrededor de este campo en el que se ha conseguido que con apenas diez minutos conectado a un cargador, un smartphone sea capaz de rellenar al 50% su batería gracias a los 80W que, por ejemplo, Xiaomi ha anunciado que incluirá en sus teléfonos.

Para desgracia de los usuarios de iPhone, estas velocidades son impensables en su ecosistema móvil ya que los de Cupertino, como siempre, van a su propio ritmo, añadiendo mejoras que están muy lejos de lo que puede disfrutar un usuario con Android. Ahora bien, aunque ofrezcan velocidades de carga mucho menores, nadie esperaba que fueran a hacer distingos dentro de sus propias gamas. Pero ha ocurrido.

El Mini es todavía más mini por la carga inalámbrica

El caso es que, cuando apenas quedan 48 horas para que los usuarios puedan reservar sus iPhone 12 Mini, nos hemos enterado a través de la página de soporte que estos modelos tendrán una carga inalámbrica más lenta que la de sus hermanos mayores. Así, si los iPhone 12, iPhone 12 Pro y iPhone 12 Pro Max podrán recargar sus baterías de forma inalámbrica a través de accesorios MagSafe a velocidades de 15W, en el caso del modelo más pequeño ese máximo se verá reducido hasta los 12.

Accesorio de carga MagSafe para iPhone 12. | Apple

Algo que solo puede justificarse por una limitación efectiva del hardware y al calor que provoca un procedimiento como este que. Y es que llegado el caso de sufrir un recalentamiento así, desde Apple ya han anunciado que sus dispositivos serán capaces de detectar esas temperaturas anormalmente altas y obrar en consecuencia, deteniendo la recarga cuando la batería alcance el 80% de su capacidad máxima.

De todas formas, ya habían aparecido evidencias de un comportamiento parecido en el caso de los iPhone de otras generaciones que, tras probar cómo funcionan con estos nuevos accesorios MagSafe, ha quedado demostrado que no son capaces de alcanzar los 15W de los iPhone 12. Por lo que ni los iPhone 11, ni los anteriores que permiten este wireless charging podrán exprimir al máximo las posibilidades de esa tecnología.

Hay que recordar que toda la gama de iPhone 12 llega al mercado on un nuevo sistema de carga inalámbrica que se sirve de una serie de imanes para fijar la superficie del cargador MagSafe de forma segura y evitar una desconexión accidental del teléfono. El problema es que esta norma, aplicada a otros modelos de la compañía, no se comportan de la misma forma y, encima, es Apple la que decide en cada momento cuál es esa velocidad de la que podemos disfrutar.

Publicidad