El próximo mes de septiembre se espera la presentación de los nuevos iPhone 12, los móviles topes de gama de Apple que aun así podrían sufrir importantes retrasos en su llegada al mercado como consecuencia del COVID-19. En estos días estamos conociendo muchas informaciones acerca de las características de los nuevos móviles, y en el día de hoy no es que hayamos conocido una filtración acerca del teléfono, sino que una presentación de Sony nos ha avanzado algo de lo que podría presumir el iPhone 12 en el futuro. Como sabéis los sensores de cámara de Apple no son propios, y normalmente los suele comprar a otros fabricantes como Sony. Precisamente hoy la firma nipona ha presentado un sorprendente sensor que podría recalar en los futuros iPhone 12. Unos sensores que cuentan con una característica inédita en el mercado.

La primera cámara con IA integrada

Sony es uno de los principales fabricantes de componentes de cámaras para teléfonos móviles junto con Samsung. Ahora la firma ha presentado el que es el primer sensor de cámara que puede integrar en su hardware inteligencia artificial. Se trata del nuevo sensor IMX500 que incorpora tanto un procesador como memoria propia, por lo que puede hacer sus propios cálculos de inteligencia artificial sin necesidad de hardware externo, o de un intercambio de datos con un servidor externo. Por tanto hablamos de un sensor pionero en la industria que lleva la inteligencia artificial a nuevas cotas en la fotografía móvil.

Cámara del iPhone 11 Pro Max | Apple

Y lógicamente estamos hablando de un sensor que no solo llegará a los móviles de Sony, sino que también lo podría hacer perfectamente a los de Apple, por lo que los iPhone 12 podrían ser unos buenos candidatos. Ahora bien, quizás pueda ser un poco tarde para poder implementar estos nuevos sensores en su cámara, teniendo en cuenta que los iPhone 12 podrían presentarse en apenas cuatro meses. Apostamos más porque podamos ver estos sensores en los iPhone 13 que en la siguiente generación. Sobre todo porque lo más normal es que este se estrene en el Sony Xperia I III que debería llegar ya en los primeros meses de 2021.

Con este nuevo sensor Sony evita que las imágenes obtenidas sean procesadas en servidores externos al teléfono. Al integrarse la IA en la propia electrónica del sensor, no hace falta recurrir a estos métodos y el funcionamiento de la cámara es más seguro. Además al poder procesar de forma nativa todo lo relacionado con la inteligencia artificial, se descarga de procesamiento al procesador principal, y se evita contar con procesadores adicionales en los teléfonos, lo que hace que todo el proceso no solo sea más seguro sino más rápido. Y quien sabe, de ello se podrían beneficiar también los iPhone.