Al aceptar las cookies de un sitio web damos consentimiento al navegador y a la página que visitamos para usar ciertos datos. Normalmente, las cookies se utilizan para personalizar el contenido y la publicidad que se muestran al usuario, pero es importante conocer qué datos cedemos y para qué se van a utilizar por nuestra seguridad. Además, es conveniente borrar estas ‘galletas’ de vez en cuando.

Las cookies llevan implantadas en internet unos cuantos años, pero no está muy claro qué son y para qué sirven. Estas "galletas" informáticas sirven para controlar nuestros datos como usuarios de Internet y para mostrarnos contenido personalizado en las páginas web que visitamos. Se encargan de almacenar pequeñas cantidades de datos emitidas por el usuario del navegador, y que luego utilizan estos programas para conocer más a sus usuarios.

Las cookies sirven para recordar si el usuario ha visitado la página anteriormente y guardar nombres de usuario y contraseñas de sitios web que necesitan registro para usar sus servicios. Sin embargo, también es útil saber que estas galletas informáticas no identifican a una persona, sino a la combinación de ordenador con navegador y usuario, los tres juntos. Esto puede ocasionar que las cookies sean diferentes en cada dispositivo que tengamos.

Respecto al tiempo que las cookies permanecen almacenadas en nuestro navegador, esto depende del tipo que sean. Las de sesión son temporales y solo duran mientras el usuario esté en la página, después desaparecen. Sin embargo, las persistentes son permanentes y es necesario borrarlas manualmente del buscador para hacerlas desaparecer.

Por lo tanto, para asegurarnos de qué información almacenan los navegadores sobre sus usuarios, lo más conveniente sería revisar las políticas de cookies antes de aceptarlas. Si hemos dado permiso a algunas páginas para que almacenen datos, es necesario que borremos de forma manual estas galletas informáticas de vez en cuando. En este tutorial en vídeo te enseñamos cómo, ya sea tu teléfono Android o iOS.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No funciona Internet en el móvil: ¿qué hago?

Cómo adaptar el móvil para personas mayores