Nuestro teléfono se ha convertido en un apéndice más de nuestro cuerpo, por decirle de alguna manera. Lo usamos tanto a lo largo del día que sin él nos sentimos como que nos falta algo. Esta sensación se extiende de igual manera cuando hablamos de todo lo que nuestro teléfono puede capturar de nosotros a lo largo del día. Porque no solo nosotros somos los que nos abastecemos de la información que genera el teléfono, sino que este es capaz de capturar también todo lo que somos capaces de generar a lo largo del día. Su cámara puede grabarnos sin que lo sepamos y sus micrófonos escucharnos. Pues bien, para evitar esto último, necesitamos hacernos con una app como la siguiente.

Así puedes bloquear el micrófono de tu teléfono móvil

Al igual que algunos hackers se hacen con el control de nuestro teléfono para grabarnos con la cámara de fotos, los hay que también pueden grabarnos con el micrófono en las situaciones más dispares. Esas grabaciones posteriormente dependiendo de lo que se trate pueden ser utilizadas para extorsionarnos. Lógicamente estamos hablando de casos extremos, pero que son completamente reales. Pues bien, en el caso de que pienses que alguien pudiera tener algún interés en grabarte, podemos optar por tomar precauciones como la de bloquear el micrófono. Esto es algo similar a tapar la webcam para que el hacker que se conecte a ella se encuentre con una imagen negra.

Bloqueando el micrófono | FRENZYCODERS

Pues bien, en este caso podemos sustituir ese pantallazo negro por un silencio total, y todo gracias a una app llamada Microphone Blocker, que como su propio nombre indica ha sido creada para bloquear el micrófono de nuestro teléfono móvil. Es una app bastante sencilla, que podemos utilizar cualquiera y que ofrece una protección total cuando es necesario. Además es una app compatible con cualquier móvil Android, porque a diferencia de otras no se necesita tener acceso root de la app al sistema operativo. El funcionamiento es realmente sencillo, y lo único que necesitamos es pulsar sobre el gran botón de bloqueo que vemos al iniciar la app.

De esta manera el micrófono queda bloqueado. Esto quiere decir que a partir de ese momento ninguna app puede tener acceso al micrófono, de tal manera que se revocan todos los permisos existentes para poder acceder al micrófono por parte de estas apps. Con ella también podemos programar el bloqueo del micrófono para que se lleve a cabo de forma automática, sin tener que estar pendientes de pulsar el botón o no, preferentemente mediante una regla horaria. Por tanto con esta app es imposible que alguien pueda acceder al micrófono y escuchar lo que decimos mientras esté activado este bloqueo.

Es un arma definitiva contra los hackers que se suelen nutrir de este tipo de artes para poder acceder a nuestras comunicaciones más íntimas para utilizarlas contra nosotros posteriormente. No obstante podemos elegir de manera individual qué apps tienen acceso o no a nuestro micrófono del terminal, algo que flexibiliza sin duda la manera en que nos protegemos de los hackers y otras malas artes.