TecnoXplora » Móviles

ANÁLISIS DE XPERIA Z1

Así es Xperia Z1, el nuevo teléfono de Sony

Xperia Z1 es un teléfono elegante, sobrio, potente y con una de las mejores cámaras del mercado. Se trata de uno de los mejores dispositivos Android, aunque la competencia, que tiene forma de iPhone 5s y Galaxy S4, es feroz.

Sony Xperia Z1

Guillermo del Palacio Sony Xperia Z1

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 25.09.2013 17:40

Durante la pasada edición de IFA, Sony presentó el que será su buque insignia para esta temporada, Xperia Z1. Su predecesor, Xperia Z, logró competir contra Galaxy S III, iPhone 5 y HTC One a nivel de características y rendimiento, aunque no a nivel de ventas.

Para cambiar esta tendencia, Sony ha tratado de aunar lo mejor de todas sus divisiones en este teléfono. El resultado es un equipo sorprendente, aunque con algunos fallos.

Lo primero que se nota al usar un Xperia Z1 es que se trata de un dispositivo voluminoso. Su pantalla de cinco pulgadas ya da lugar a un tamaño considerable, pero también hay que tener en cuenta el marco que la rodea, que aumenta esta sensación. Además, se trata de un terminal resistente al agua, el polvo y los golpes, y esta protección también repercute en su volumen.

Esto hace que utilizar este smartphone pueda resultar incómodo, especialmente para quienes tengan las manos pequeñas. Llegar a los controles no es complicado, porque se encuentran en el lateral y no en la parte superior, pero es difícil usar el teléfono de Sony con una sola mano.

Los materiales son nobles, con aluminio en el lateral y recubrimiento de cristal en la parte frontal y la posterior (es decir, se manchará simplemente con el uso). En general, el diseño es elegante y sobrio, aunque no destaca; para bien o para mal, no es un teléfono que llame la atención.

La pantalla es uno de los aspectos de Xperia Z1 en los que Sony ha echado mano de los avances de otra de sus divisiones; en este caso, la de televisores.

La tecnología Triluminos proporciona unos colores vivos que se ven con toda precisión gracias a sus 443 píxeles por pulgada de resolución. Los ángulos de visión son bastante buenos, aunque se nota la diferencia cuando se inclina el dispositivo. La respuesta cuando recibe luz directa es sorprendente, así que se puede utilizar sin problemas en cualquier escenario y situación. No obstante, la mejor pantalla del mercado todavía es la de HTC One.

A nivel de especificaciones, no se le puede pedir mucho más: procesador Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,2 GHz, 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento (que se quedan algo cortos, pero se pueden ampliar mediante tarjetas microSD).

Sin embargo, lo mejor es que el rendimiento es acorde a estas características; Xperia Z1 es rápido y fluido y no experimenta ralentizaciones ni con las aplicaciones y juegos más exigentes. Puede con todo.

De todos modos, hoy en día es difícil diferenciarse de otros terminales Android por los componentes, ya que en la gama alta todos montan más o menos lo mismo.

Por este motivo, las compañías optan por la diferenciación por software o por otras funciones y herramientas. En el caso de Sony encontramos la mencionada resistencia a condiciones adversas, una capa sobre Android bastante sutil (es de las que más se parece al sistema operativo de Google en su forma ‘pura’) y, sobre todo, una gran cámara con sensor de 20,7 megapíxeles y lente de 27 milímetros. De nuevo, es fruto de una colaboración con otra división de la firma japonesa.

Xperia Z1 Lateral

El resultado es una de las mejores cámaras del mercado. Galaxy S4 Zoom y Lumia 1020 están por delante, pero han tenido que sacrificar el diseño para poder incorporar sus lentes.

Xperia Z1 no consigue imágenes de la misma calidad, pero cabe sin problemas en un bolsillo. Incorpora un modo automático inteligente que ayudará mucho a los usuarios con menos conocimientos de fotografía, pero Sony todavía tiene que trabajar mucho en él. Y es que, aunque el ‘hardware’ de la cámara es bueno, el ‘software’ se queda corto.

Por ejemplo, en el postprocesado trata de eliminar ruido de las imágenes, pero lo hace a costa de la nitidez, algo que es perceptible al ampliar la imagen. El modo automático corrige parte de estos problemas, pero requiere más conocimientos de fotografía.

Además, se han incluido varias herramientas que hacen uso de la cámara. Con AR Effect se pueden incluir efectos en las imágenes; una especie de realidad aumentada que se queda en una simple curiosidad, pero que no tiene una aplicación práctica.

Lo mismo ocurre con Social Live, que permite retransmitir vídeo en directo a los contactos de Facebook y ver sus comentarios en tiempo real. Puede resultar útil en contadas ocasiones, pero hay programas que hacen lo mismo y que no requieren una cuenta en la red social.

Xperia Z1 Tumeshift

Timeshift Burst sí es una función práctica, pero tampoco es novedosa. Con ella se pueden hacer 60 fotografías en dos segundos y después elegir la mejor de ellas.

Por último, Info-eye proporciona información sobre los monumentos, libros y vinos que fotografiamos. Sony todavía trabajar en este programa, así que es posible que en el futuro se pueda utilizar Xperia Z1 para reconocer otro tipo de objetos.

En definitiva, se trata de un gran teléfono (probablemente uno de los mejores que se puedan encontrar en el mercado actualmente), aunque tiene un precio algo elevado, 689 euros libre.

Su competencia, también, pero Samsung y Apple han conseguido hacer que sus productos sean objeto de deseo, algo que Sony todavía no ha logrado y que hará que las ventas de este teléfono estén muy por detrás de las de algunos de sus rivales.

No obstante, Xperia Z1 lo tiene todo para hacerse con la tercera posición en esta gama alta.

Publicidad