TecnoXplora » Móviles

EMPEZÓ TARDE PERO ACABÓ COMIÉNDOSE A TODOS

Así ha sido la evolución de Android: cómo hemos cambiado

La semana pasada hablamos de los orígenes y la evolución de iOS como sistema operativo móvil, así que no podíamos dejar a un lado la historia detrás de su principal rival: Android. Y es que Google llegó un poquito tarde al mundo del smartphone, pero ojo cómo ha llegado.

Android, el sistema operativo móvil de Google

antena3.com Android, el sistema operativo móvil de Google

Publicidad

Nokia y Blackberry fueron los competidores iniciales de los de Cupertino, pero claro: la empresa del buscador, sus servicios y su talento para diseñar productos terminaron por hacerse hueco.

Todo empezó en 2008, y lo hizo como Apple con el iPhone: gracias a un teléfono. Concretamente gracias al T-Mobile G1. El 22 de octubre de ese año, se lanzó en EEUU el que sería el primer teléfono con Android. Lo hizo con muchas ausencias interesantes, como el teclado en pantalla (traía uno físico), pero ya incluía gran parte de los sellos de identidad del sistema operativo y suficientes elementos diferenciadores si se comparaba con iPhone, como la barra de notificaciones desplegable, los widget y, sobre todo, la estupenda integración con Gmail y los servicios de Google.

La versión 1.0 no estuvo mucho tiempo sola y pronto vino la 1.1, que solo parcheaba algunos fallos. Más importante fue 1.5, conocida como Cupcake (todas las versiones de Android desde esta han llevado mote de dulce), y que retocaba la interfaz y varios elementos clave, aligerando bastante sus problemas de tiempos y usabilidad, y añadía, por fin, la posibilidad de cortar y pegar texto y, claro, el teclado táctil integrado. Lo primero lo hizo antes que Apple, por cierto. Su siguiente versión, 1.6, siguió retocando a mejor la interfaz, aunque seguía siendo bastante fea.

Android 2.0, también conocido como Eclair, vino de la mano de Motorola Droid e introdujo una interfaz (de nuevo, retocada) a mayor resolución, con un máximo de 480x800 píxeles, pero también integración con varias cuentas de Google a la vez (algo de lo que Apple sigue careciendo en muchos apartados), un navegador web más integrado y mejorado y Google Maps, algo fundamental para competir en el ya pujante mercado de los smartphones. No mucho después, llegaría la versión 2.1, que vino con el primer Google Nexus bajo el brazo.

A mediados de 2010, llegó Android 2.2 (Froyo) junto con un porrón de nuevos terminales de todas las marcas que por fin daban el salto en serio a Android. No introdujo ninguna característica impresionante como los anteriores, pues por fin Android era un sistema completo y con todo lo que se le podía pedir en el momento, pero sí retocaba todo, como el copiado y pegado (muy mejorado y preciso).

Con Android 2.3 (Ginberbread), donde Google ya empezaba a ser el rey de los móviles, se introdujo el segundo móvil de la compañía, el Nexus S, y se empezó a mirar a nuevas oportunidades, como los juegos móviles, las cámaras frontales, el mejor consumo de batería y memoria y pantallas de más calidad y resolución.

Android 3.0 Honeycomb fue un punto de inflexión: era un SO dirigido sobre todo a tabletas y una escisión numérica con los móviles que no hizo mucho bien a la idea que se tenía de Android, pero que Google solucionaría pronto. Google, en esta adaptación rediseñó el escritorio, los widgets, los colores (más azules que antes), la multitarea y condenó al ostracismo a los botones físicos, que poco a poco han ido desapareciendo de Android.

Fue con Android 4.0, en 2012, cuando por fin el sistema operativo pudo hacer frente a su principal pega: su fealdad. Ice cream sandwich rediseñó por completo la interfaz del SO y lo puso al día estéticamente, siendo mucho más parecido a lo que conocemos hoy en día, con nuevas fuentes, aplicaciones básicas rediseñadas, unas normas estéticas para aplicacioens de terceros...

Vamos, que desde Android 4.0 hasta 4.4, que es la última que conocemos, se puede considerar “bonito”. Y características como Google Now nacieron entonces para irse convirtiendo en el futuro de la estrategia de Android..

La última versión conocida de Android es la 4.4, KitKat. Sí, KitKat. Y apuesta por nuevos cambios estéticos mejor encaminados que nunca y por la adaptación teléfonos menos potentes con la intención de que nadie se quede atrás (a pesar de que ellos mismos han decidido no actualizar muchos teléfonos) y con viejas versiones de aquí a un año.

En menos de un lustro, Google ha conseguido colocarse líder en el mercado de los SO móviles y ha rediseñado toda su estrategia para tener fuerza en el campo de los smartphones ¿Cómo estará la cosa en cinco años más?

Publicidad