TecnoXplora » Móviles

Móviles

Apple recibe una multa por no incluir el cargador con sus iPhone 12, ¿sabes dónde?

La decisión de no incluir el cargador de corriente en sus nuevos dispositivos levanta ampollas en algunos países.

iPhone 12

Photo by Omid Armin on Unsplash iPhone 12

Publicidad

Cuando Apple presentó sus nuevos iPhone 12 el pasado 13 de octubre, uno de los apartados de la keynote digital se centró en recordarnos las medidas que habían tomado desde la empresa para evitar la llegada de millones de toneladas de residuos al medio ambiente, como consecuencia de la venta constante de unos mismos componentes que, según los de Cupertino, la mayoría ya tenemos en casa.

Por esa razón, los nuevos iPhone no iban a llevar un cargador, aunque sí el cable, para aprovechar los que (supuestamente) ya tenemos. Ahora bien, esa decisión, que sobre el papel está muy bien y nos puede parecer a todos justificada, no parece haber terminado de convencer a algunos países que miran con lupa lo realizado por los de Tim Cook y, por eso, comienzan a investigar si esa decisión la más adecuada para los consumidores.

Ha sido Brasil el país que no se ha creído eso del medio ambiente y no solo ha investigado lo ocurrido con los cargadores de los iPhone 12, sino que ya ha impuesto una multa a los de Tim Cook: casi dos millones de dólares por eliminar ese cargador de la caja de los iPhone 12 que, veremos, si en los próximos meses tienen que desandar el camino recorrido para volver al mismo punto de partida de, por ejemplo, los iPhone 11 de 2019.

Violación del código de defensa de los consumidores del país

El estado brasileño de Sao Paulo ha sido el que ha iniciado esta acción contra Apple en lo que consideran como una "violación del código de defensa del consumidor" de aquel país, el hecho de haber retirado de las cajas los cargadores del dispositivo. Algo que obliga al usuario, bien a utilizar uno que ya tenga de otros modelos anteriores, bien a pasar por caja y comprar uno nuevo compatible.

Un cargador de iPhone | Apple

Hay que recordar que tampoco los modelos anteriores funcionan con los cables USB a Lightning que incluyen los nuevos iPhone 12 ya que la mayoría de cargadores de los iPhone 11 y anteriores (salvo los Pro Max) cuentan con una conexión USB-A, y no USB-C como es en uno de los extremos del nuevo cable. Lo que impide, todavía más, hacer uso del terminal según lo sacamos de su embalaje original.

Aunque Apple volvió a recordar que esta medida tiene que ver con un compromiso medioambiental para evitar residuos, reducir las emisiones de CO2 o acabar con la dependencia de "la minería en tierras raras", desde la corte de justicia no aceptaron esas explicaciones y procedieron a imponer una multa que, veremos, si es la última que se produce en otros países del mundo.

La situación ahora mismo es que las autoridades brasileñas exigirán algún tipo de medida para devolver los cargadores a las cajas de los móviles, bien a través de un rediseño de esos packs, o de adjuntar alguna oferta o componente que evite una investigación mayor con un potencial castigo más importante. Y es que, aunque dos millones de dólares no son nada en las cuentas de Apple, sí sería un descalabro mayor la posibilidad de un veto a las ventas dentro del país. Samsung, por ejemplo, tuvo que ofrecer en Brasil regalos de cargadores con las preventas de sus Galaxy S21 para evitar un posible veto de su comercialización en uno de los mercados más grandes del mundo.

Publicidad