EL ACUERDO PUEDE TENER IMPORTANTES EFECTOS A LARGO PLAZO

EL ACUERDO PUEDE TENER IMPORTANTES EFECTOS A LARGO PLAZO

Apple y Qualcomm hacen las paces y definen un iPhone con módem 5G

Las dos compañías han llegado a un acuerdo que termina con todas sus batallas legales

Los actuales iPhone XR, XS y XS Max conservan la conexión Lightning introducida hace más de seis años
Los actuales iPhone XR, XS y XS Max conservan la conexión Lightning introducida hace más de seis años | Apple

Este tipo de movimientos entre las grandes empresas no suelen ser discutidos entre el público general, pero lo cierto es que siempre acaban teniendo grandes repercusiones en él. Apple y Qualcomm han llegado a un acuerdo después de negociaciones y diálogos muy tensos, que amenazaban a que ambas compañías estuviesen en los tribunales durante muchos años.

Qualcomm es y ha sido desde hace muchos años uno de los mayores proveedores de componentes del iPhone de Apple, así que una compañía se ha beneficiado siempre de la otra. Pero desde hace un tiempo que ha habido una batalla por conseguir la exclusividad de un negocio muy lucrativo: dotar de un módem 5G al modelo de iPhone que llega en 2020 (no el de este otoño, si no el de casi dentro de 18 meses).

Y Qualcomm no era si no más que uno de los combatientes: Intel también quería convertirse en el proveedor de módems 5G para Apple. Algunos rumores nos han ido sugiriendo por dónde se decantaba la balanza con el paso del tiempo, pero las negociaciones se complicaron cuando Qualcomm acusó a Apple de violar varias de sus patentes. Con eso empezó una disputa en los tribunales que incluso llegó a paralizar las ventas de ciertos modelos del iPhone en países como Alemania. Fue un problema serio para los de Cupertino.

De hecho es probable que por eso, Apple se pusiera la manta a la cabeza y dedicase parte de sus vastos recursos a desarrollar su propio módem 5G. Incluso abrió oficinas en la misma ciudad en la que Qualcomm tenía a sus ingenieros, para así atraerlos con mejores condiciones de trabajo y “robárselos”.

Con un modem 5G propio, Apple dejaría de depender de proveedores externos y se ahorraría todos esos problemas legales con ellos. Es un buen ejemplo de la frase si quieres hacer algo bien, hazlo tú mismo. Pero entre inversiones y batallas con los proveedores, todo esto implicaba un posible retraso de la llegada de los modems 5G a los iPhone hasta 2021. Sin embargo, ahora Qualcomm y Apple han fumado la pipa de la paz y todo cambia. Quizás.

El acuerdo que ha habido entre ambas compañías incluye a Apple pagando una suma de dinero no concretada (pero seguramente altísima) a modo de compensación por esa supuesta violación de patentes. A cambio, Qualcomm proveerá a Apple de sus modems 5G durante varios años, asegurando un negocio muy rentable para el proveedor.

Los efectos no han tardado en dejarse ver: Intel, que ve cómo pierde la oportunidad de incluir sus modems 5G a los iPhone el año que viene, ha anunciado que abandona los esfuerzos para fabricar los chips. Sin Apple, el esfuerzo de fabricación deja de ser rentable y desde las altas esferas de la compañía deben de haber decidido desviar los recursos hacia otros objetivos.

Lo importante aquí es que por primera vez en mucho tiempo, Apple deja de tener disputas de altos niveles con otras grandes compañías o con grandes proveedores. Eso significa que los altos directivos ven a tener menos dolores de cabeza y más tiempo para poder avanzar en sus planes… siempre que no aparezcan nuevas demandas, claro. De momento, avanzamos viento en popa hacia los primeros iPhone con modem 5G para 2020.

Miguel López
  Madrid | 23/04/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.