TecnoXplora » Móviles

Móviles

Apple patenta un sistema para que sus cables Lightning no se destrocen sin apenas uso

Los norteamericanos quieren evitar el deterioro que sufren actualmente los cables de carga de sus iPhone y iPad.

iPhone cargando

Photo by Andreas Haslinger on Unsplash iPhone cargando

Publicidad

Si tienes un iPhone o un iPad con conector Lightning seguro que sabes a lo que nos referimos con eso de que "no se destrocen" los cables que utilizamos a diario, porque es prácticamente matemático que a los pocos meses de uso, terminan por pelarse y dejar a la vista todos los componentes que llevan en su interior. Algo que puede resultar peligroso si entran en contacto con ciertas superficies.

Esta patente que los californianos han registrado viene después de muchos intentos por parte de la compañía por reforzar esos recubrimientos para evitar el desgaste y posterior rotura de esos cables de carga Lightning, pero no habrán quedado del todo convencidos cuando han presentado ante la oficina de patentes y registros de los EE.UU. toda una serie de procesos de fabricación alternativos para este delicado componente.

Objetivo: evitar las roturas de los cables

Esta patente, que ha sido concedida hace escasos días, se presentó en agosto del año pasado y tiene el sugerente título de "cable con flexibilidad variable". Eso significa que, a medida que nos acercamos a uno de los extremos, la capa protectora interior se hace más gruesa para, en las zonas más alejadas (las centrales) ser un poco más delgada. Entre medias, aparece otro tramo de transición que une ambos elementos dentro de la estructura del cable.

Podéis ver esa nueva idea de Apple en los gráficos que tenéis justo aquí debajo, donde las zonas más gruesas (112) se sitúan justo en los extremos del cable Lightning (o USB-C), mientras que las más finas (111) lo hacen en el área central. Por su parte, esos pequeños tramos de transición entre unos y otros (113) serán los encargados de que esa flexibilidad variable se produzca de una forma progresiva.

Patente de Apple para sus nuevos cables Lightning. | Apple

La idea de Apple es introducir dos materiales distintos, uno dentro del otro: uno, el interior, más flexible, con elastómero termoplástico (TPE) y otro, exterior y más rígido, el uretano termoplástico (TPU), que verían modificada su cantidad dependiendo de la zona del cable en la que se encuentren. Como os hemos indicado (y tenéis en los diagramas) habría más presencia de este material rígido en las extremos y menos en la parte central.

Con ese cambio en la fabricación de los futuras cables, Apple cree que se garantizaría mejorar la vida útil de esos componentes y evitar a los usuarios el tener que comprar accesorios extra que suele vender a precio de oro, lo que lleva a muchos a confiarse de la calidad de otros modelos más baratos y que pueden terminar por salirnos demasiado caros.

De todas formas, está por ver que de cara a la próxima generación de iPhone llegue algún tipo de cable en la caja. En las últimas semanas han aparecido informaciones en las que se afirmaba que los de Cupertino ya tenían decidido lanzar al mercado nuevos modelos sin puertos, más concretamente, sin Lightning para cargar o compartir datos con un ordenador. Al fin y al cabo, desde la llegada de iCloud o de MagSafe, amén de la carga inalámbrica, muchos usuarios no utilizan ya cables como tal para recargar la batería o hacer copias de seguridad. Veremos.

Publicidad