Todos esperamos para comienzos del mes de septiembre la presentación del nuevo iPhone 12, la nueva generación del teléfono de Apple que quizás este año se retrase algo más por las consecuencias del coronavirus en la cadena de suministro de la firma en China, y si la guerra comercial entre el país asiático y Estados Unidos no se recrudece. Hoy hemos conocido más detalles acerca del nuevo teléfono de Apple, o más bien de uno de los accesorios estrella que se regalan a los compradores del teléfono. Hablamos de los EarPods, los auriculares que suelen venir incluidos en la caja de los iPhone.

A priori, le quitan mercado de los AirPods

Aunque Apple no ha sido una empresa víctima de las filtraciones por norma general, últimamente estamos conociendo muchas informaciones acerca de sus productos que nos desvelan ciertas características de sus productos. Estas filtraciones se han intensificado en las últimas semanas por parte de Jon Prosser, el nuevo filtrador de referencia de, universo de Apple. Pero antes que él ha sido un analista quien ha desvelado la mayoría de planes de Apple antes de que se produjeran. Y es ahora de nuevo cuando conocemos a través de él, Ming-Chi Kuo, que Apple va a retirar de la caja del iPhone uno de sus accesorios estrella, como son los auriculares EarPods.

AirPods | Apple

El regalo de unos auriculares con los teléfonos suele ser algo casi obligatorio en todos los fabricantes, una especie de gesto de cortesía para que los usuarios puedan disfrutar de sus móviles al 100% al sacarlos de la caja. Pero en este caso parece que Apple va a primar sus ingresos por encima de la experiencia de usuario. Ya que según este analista Apple eliminaría estos auriculares de la caja de los iPhone 12 para aumentar la venta de AirPods. Es evidente que se los compradores del nuevo teléfono de Apple no se encuentran con unos auriculares en la caja es más fácil que se decidan por hacerse con unos AirPods cuando compran su nuevo iPhone.

Hay muchos usuarios exigentes, que antes que utilizar los auriculares que vienen con el teléfono prefiere hacerse con unos nuevos. Pero no es el caso de la mayoría de las personas, que siguen utilizando todo lo que pueden los EarPods que en este caso vienen con los iPhone. Lógicamente esto limita las ventas de los AirPods. Por esa razón Apple se inclinaría en dejar de incluir los auriculares. Se especula con que los AirPods de segunda generación se podían ofrecer a un precio mucho más ajustado junto con la compra del iPhone 12, por lo que tendría todo el sentido no incluir los auriculares en la caja del iPhone 12 y sí incentivar la compra de unos nuevos AirPods, seguramente aunque salgan más baratos, supondrá un aumento en los ingresos y las ventas de Apple.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el precio de los EarPods es de unos 29 dólares, mientras que el de los AirPods es de 159 dólares, por lo que por mucho que rebaje Apple estos últimos seguro que sigue siendo el balance positivo para Apple. Además no es de esperar que el precio de los iPhone baje, por lo que pagaremos lo mismo por menos cosas.