TecnoXplora » Móviles

LAS PATENTES DE LA COMPAÑÍA SIGUEN EXPLORANDO POSIBILIDADES

Apple estudia fabricar un iPhone que realice acciones cuando lo estrujas

Apple ha estudiado la idea de cubrir los iPhone con un material al que poder aplicarle presión y realizar acciones con ese sutil movimiento..

El actual iPhone X ha recibido buenas valoraciones de todos los expertos, pero sigue teniendo el inconveniente del precio

Apple El actual iPhone X ha recibido buenas valoraciones de todos los expertos, pero sigue teniendo el inconveniente del precio

Publicidad

Miguel López | @mlopca | Madrid
| 22.06.2018 06:03

Apple quiere seguir dando pasos para enriquecer todavía más la sensibilidad a la presión de sus dispositivos. En una patente que la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos ha publicado hace unos días podemos ver un iPhone que se podría, literalmente, apretar o estrujar para poder ejecutar determinadas funciones.

Lo haría posible un material que rodearía los laterales del iPhone, que se deformaría al apretarlo con la suficiente presión y con sensores que podrían detectar el cambio de forma y realizar acciones en el sistema. Podríamos, por ejemplo, apretar los laterales del teléfono para invocar al asistente Siri o a la cámara de fotos.

Colocar varios sensores también permitiría que el iPhone ejecute según qué acciones dependiendo de a dónde presionemos, o con qué fuerza lo hagamos. Incluso podríamos configurarlo en los ajustes de iOS, personalizando la experiencia.

Los esquemas de la patente describe un material deformable si le aplicamos presión con nuestra mano | Oficina de Patentes de los Estados Unidos

La idea puede parecer algo extraña, pero Apple tiene un historial lo suficientemente largo jugando con la presión de nuestros dedos para prestarle atención. Hace ya años que la compañía hizo gestos como sustituir las partes mecánicas del trackpad de sus portátiles por pequeños motores que reaccionaban a la presión, emitiendo una pequeña vibración que nuestro cerebro interpreta como la pulsación de un botón. Es lo que se llama un motor “táptico” o capacitivo.

La ventaja de este cambio es que ahorras partes mecánicas móviles, que son más susceptibles a averiarse. Y en esos trackpads ya podemos jugar con la presión como describe la patente, reaccionando dependiendo de si apretamos con más o menos fuerza o dependiendo de donde estemos pulsando.

Otros ejemplos donde podemos ver exactamente lo mismo: a partir del iPhone 7, todos los botones Home del teléfono dejaron de ser botones para ser superficies sensibles a la presión. Y justo la semana pasada comentábamos el rumor de que los botones del Apple Watch, hasta ahora mecánicos, pueden pasar también a este sistema.

Reflejándolo a la superficie deformable, estos niveles y zonas de presión también pueden ser una realidad. El sistema por sí solo es al fin y al cabo muy simple: es el propio material con la ayuda de los sensores que detecta cuando hay una diferencia de niveles y presiones en una zona respecto al resto de la superficie.

¿Sigues siendo escéptico? Pues sólo hace falta que eches la vista atrás hacia el año pasado, cuando comentábamos desde aquí mismo el lanzamiento del HTC 11 como el primer móvil que se puede apretar en los laterales para invocar ciertas acciones. Este vídeo promocional demuestra bien su funcionamiento:

 

De todos modos, el que Apple haya publicado una patente no significa que esto vaya a ser una realidad. Implica que en la compañía han estado experimentando con la idea, y dependiendo de los resultados pueden haberla desechado o puede ver la luz en futuras generaciones del iPhone. Desde luego no contaría con ver algo así en los modelos que vamos a ver una vez termine el verano, pero puede que veamos algo relacionado en 2019 o 2020 si en Cupertino deciden tirar la idea adelante.

Publicidad