TecnoXplora » Internet

SEGÚN UN ESTUDIO SUBVENCIONADO CON 300.000 DÓLARES POR OBAMA

Las tres cosas más absurdas que haces cuando te hackean tu ordenador

Un estudio de la Brigham Young University desvela que el principal enemigo de un ordenador no es un hacker, sino más bien su propietario. La mayoría de los usuarios obvia el mensaje de alerta a páginas maliciosas. Y así son los tres actos de desesperación más absurdos que hacen cuando les hackean su PC.

Seguridad Informática

Jaren Wilkey / BYU Simulacro de ordenador hackeado para un estudio

Publicidad

El equipo de investigadores reúne a un grupo estudiantes para someterlos a un estudio. Se trata de sentarlos frente a su propio ordenador portátil, que se conecten a una web y que clasifiquen fotos de Batman, mientras esperan a los expertos que les preguntarán por seguridad informática.

De manera aleatoria, alguna de estas imágenes de Batman les devolvía el clásico mensaje de alerta: “Esta web no es de confianza”. Muchos de los entrevistados, incluso, eludían el mensaje de posible malware, una y otra vez, para culminar pronto el experimento.

Sin embargo, cuando obviaban dichas alertas repetidamente, zas. La pantalla de sus respectivos portátiles se fundían a negro, aparecía una calavera con dos huesos cruzados esbozando una pícara sonrisa, bajo la cual leían el mensaje de un hacker.

Los estudiantes, que desconocían que todo era un simulacro, veían aterrorizados cómo la pantalla le devolvía una cuenta atrás del 10 al cero: : “Di adiós a tu ordenador”, se leía bajo el temporalizador.

“Muchos usuarios no se dan cuenta de que son ellos mismos el eslabón más débil de la seguridad informática. Los sistemas operativos que usamos tienen muchas medidas de seguridad incorporadas y el atajo más corto para que un hacker tome el control de un ordenador es que su dueño cometa una imprudencia", exponen desde la Brigham Young en un comunicado.

Los científicos llevaron a cabo el experimento para entender mejor cómo los usuarios lidian con el malware. No en vano, entre sus conclusiones, encontraron que las personas que aseguran que “se preocupan por mantener sus equipos seguros”, luego se comportan de manera temeraria, en este caso, obvian los avisos de programas maliciosos, virus o troyanos.

Además, el equipo de investigación quiere con este y otros experimentos utilizar métodos de neurociencia para comprobar cómo reacciona nuestro cerebro ante casos de riesgo informático. No en vano, las investigaciones de este estudio cuentan con una subvención de 300.000 dólares por parte del proyecto Brain Iniciative, propulsado por Barack Obama desde la Casa Blanca.

Por cierto, las tres cosas más habituales que realizaron los estudiantes sometidos a dicho experimento fueron éstas. Cuando en la pantalla del ordenador apareció la fotografía que ilustra este artículo, la mayoría tomo las siguientes y absurdas decisiones para, supuestamente, salvar su portátil:

a) Apagar el ordenador

b) Tirar con fuerza del cable y desenchufarlo

c) Gritar de terror (cibernético)

Publicidad