TecnoXplora » Internet

¡MAMÁ, MAMÁ, SALGO EN UNA FOTO DE STREET VIEW!

El Street View de la comedia: las escenas más locas que han captado las cámaras de Google

En el ya lejano año 2007, cuando Twitter estaba aún en pañales y Facebook llevaba solo unos meses abierto a todo el que quisiera registrarse, Google decidió añadir una función nueva a su servicio de mapas. Empezó así, como una funcionalidad, pero se ha convertido en uno de los proyectos más colosales en todos los sentidos que conocen las tres uve dobles. Hablamos de Street View, el Gran Hermano estático que todo lo ve.

Google Street View

Agencias Google Street View

Publicidad

Primero fue una flota de coches con nueve cámaras instaladas en un llamativo poste sobre el techo. Después a la inconmensurable gesta de fotografiar cada rincón del planeta se sumaron bicicletas, montañeros y hasta camellos. Al principio las panorámicas (de 360 grados en horizontal y 270 en vertical) se grababan solo al aire libre. Ahora hay fotos de interiores y grandes coberturas de los lugares más fascinantes del planeta. Todo vale con tal de ampliar la porción del mapamundi que puedes visitar en esta Google Maps.

Movido por el enorme potencial de Street View para recuperar la esencia de la fotografía -eso de retratar la realidad sin aditivos-, el artista Jon Rafman comenzó un año después del nacimiento del servicio, en 2008, a recorrer los vastos terrenos virtuales de la 'gran G' en busca de las mejores instantáneas. Algunas de ellas las ha recogido en un libro, otras incluso las ha expuesto en museos y la mayoría las ha compartido, como sigue haciendo hoy en día, en un blog de Tumblr que merece la pena visitar de cuando en cuando.

“Resultaba tentador ver las imágenes como una representación neutral y privilegiada de la realidad”, afirmaba el autor en un ensayo. “Como si las Street Views, arrancadas de cualquier contexto cultural que no fuera la contigüidad geoespacial, fueran capaces de representar cierta docu-fotografía, de capturar fragmentos de la realidad despojados de toda intención cultural”.

En su recopilación podemos encontrar un sinfín de escenas escabrosas -con armas, detenciones y tragedias-, pero también hay retratos divertidos, estrambóticos y singulares. Por ejemplo, de cuando en cuando se producen fenómenos ópticos que dan lugar a visiones surrealistas, dignas de una fiesta ibicenca a las tres de la madrugada ¿Estamos viendo doble?

Curiosidades de Google Street View

Como es bien sabido, todo personaje de Los Simpson tiene su alter ego de carne y hueso. En Street View (¿dónde si no?) podemos encontrarlo. Señoras y señores, con ustedes el auténtico Barney Gamble.

Curiosidades de Google Street View

Un día como otro cualquiera vas conduciendo tranquilamente y te encuentras con dos fitipaldis del quad haciendo cabriolas a dos ruedas.

Curiosidades de Google Street View

Igual que te puedes topar con un animal salvaje versionando sin querer un anuncio de coches (como son todos iguales, el que más rabia te dé).

Curiosidades de Google Street View

Incluso puedes hallar vida extraterrestre. Es lo que tiene Street View.

Curiosidades de Google Street View

Y hay veces que te preguntas cómo diantres acabó el coche de Google en medio de un desfile más o menos multitudinario (o si, tal vez, era parte de la cabalgata)

Curiosidades de Google Street View

¿Y este señor huyendo por la ventana? Dejemos volar nuestra imaginación: tal vez acaba de presentarse de improviso el marido de su amante ¡Qué emoción!

Curiosidades de Google Street View

Al fin y al cabo, cosas más extrañas se han visto en Street View. Por ejemplo, estos babuinos sonrojados tan monos que, sabe Dios cómo, acabaron posando para Google.

Curiosidades de Google Street View

O aún más peculiares, como este pincho moruno de vehículos. Avísanos si se te ocurre una explicación medianamente coherente para esto.

Curiosidades de Google Street View

Street View tiene presencia en todas partes, hasta el mismísimo fin del mundo. Al parecer aquí se acaba todo, amigos.

Curiosidades de Google Street View

Pero, a veces, a pesar del gran servicio que prestan a la humanidad, los coches de Google son tan entrometidos que sus víctimas acaban dedicándoles una 'peineta' (o hasta un 'calvo').

Curiosidades de Google Street View

Publicidad