TecnoXplora » Internet

TU CARA ENTERA

¿Son los selfies en 3D el futuro? Snapchat compra (en secreto) una empresa que los desarrolla

Snapchat ha comprado en secreto una empresa con tecnología para hacer selfies en 3D, aunque lo de guardar el secreto les ha salido algo mal

Selfie en 3D ¿El futuro?

Agencias Selfie en 3D ¿El futuro?

Publicidad

La moda de los selfies se está convirtiendo en algo más que una cuestión pasajera propiciada por la tecnología adecuada. Están tan integrados en nuestra vida y en nuestras relaciones sociales, independientemente del momento o de las personas con las que estemos, que han dejado de ser algo ‘novedoso’ para casi cualquiera. Quizá por esta razón hace falta volverse a inventar algo que implique tu cara y salir feo en una imagen.

Bienvenidos a los selfies en 3D.

Snapchat es eñ responsable de que estemos hablando de este tema, ya que ha adquirido recientemente la empresa que está detrás de la aplicación Seene. Este software está pensado para capturar modelos en 3D de forma sencilla con la cámara de un teléfono móvil, de modo que si sumamos 'Snapchat' más 'fotos en 3D' el resultado es el selfie en 3D, o un modo dentro de la red social más pujante del momento que permitiera capturar algo desde todos sus posibles puntos de vista.

Que Snapchat se haya hecho con este proyecto, que no tenía mucho futuro y que lleva existiendo ya 3 años, significa que la gente detrás de Seene ahora tiene un colchón de dinero inmenso para experimentar y mejorar la tecnología tras su peculiar idea. Los trabajadores de la empresa se han relocalizado en Los Angeles para estar cerca de Snapchat y parece que se van a integrar totalmente dentro de la empresa a corto plazo.

Una app que captura casi al vuelo cosas en 3D es una gran idea, y parece que en Snapchat han sido los más rápidos en darse cuenta de ello.

Seguramente, los selfies en 3D están todavía bastante lejos de nuestro teléfono y sea algo experimental hasta que termine el año, pero Seene gestionaba los acelerómetros, la potencia del teléfono y su cámara para crear superficies en 3D con suma facilidad, generando un extraño híbrido de fotografía, vídeo y experiencia interactiva que no es nada fácil conseguir a título individual y sin demasiadas personas involucradas.

La tecnología de Seene podría emplearse en muchos casos y para mil cosas que nada tienen que ver con el ego de la juventud. Pongamos que queremos capturar una estatua de un museo (algo que normalmente no es legal, pero bueno), y que sólo tenemos que dar una vuelta a su alrededor para verla en toda su gloria y mandárselo a un amigo como algo más especial que una simple fotografía de la susodicha.

Los usos que esta tecnología puede tener para cuestiones relacionadas con la realidad aumentada también son fantásticos. ¿Nunca habéis pensado en una llamada de teléfono en la que tengáis la cara de vuestra pareja o vuestro jefe, por hablar de dos extremos, representada en una pantalla delante de vosotros? Yo tampoco, pero sería posible con esto. Al menos en teoría.

Y quien dice realidad aumentada también dice realidad virtual, que también necesita de herramientas que hagan el desarrollo de contenido para ella mucho más sencillo.

Es difícil saber hacia dónde van a avanzar las cosas el día de mañana, pero parte del trabajo de las grandes empresas tecnológicas es tanto anticiparlo como hacerlo, y Snapchat está siendo sorprendentemente perspicaz con cada movimiento que hace. Otra empresa que compró hace no mucho fue Looksery, experta en lentes y que puede ayudar a Snapchat a crear software mediante el cual no parezcamos cerdos atiborrados cuando usamos la cámara frontal del móvil.

Sería bonito que el futuro de Snapchat sea sacarnos guapos en el teléfono, para variar, incluso cuando modela nuestra cabeza en 3D.

Publicidad