TecnoXplora » Internet

EL PRIMER RETIRO DIGITAL 'MADE IN SPAIN'

Somos adictos al móvil y estos mallorquines quieren 'desintoxicarnos'

Sales a tomar unas cañas y estás más pendiente del móvil que de tus amigos, te despiertas sobresaltado en medio de la noche y lo primero que haces es consultar el móvil, te vas de viaje y solo piensas en subir fotos a Instagram para que quede constancia de lo bien que te lo estás pasando... Si parece que estamos describiendo tu vida, tienes un problema. Pero, tranquilo, que tiene fácil solución.

No puedes vivir sin tu teléfono y lo sabes

angermann en Flickr bajo licencia CC No puedes vivir sin tu teléfono y lo sabes

Publicidad

David G. Ortiz | @gomezortiz | Madrid
| 13.05.2014 11:47

Estás conectado con el trabajo 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año, por culpa del dichoso smartphone. Tienes el correo de la oficina sincronizado en el móvil y respondes inmediatamente a los WhatsApp del jefe y de tus compañeros. Probablemente tenéis un grupo donde comentáis cada jornada (los cotilleos, los problemas, lo que ha salido bien, lo que ha salido mal...) y os preparáis para la siguiente.

Además, tu vida personal, más allá del trabajo (si es que hay algo que escape a las garras del trabajo) está mediatizada por un terminal móvil. Así es como te comunicas con tus amigos, como conoces gente nueva, como descubres sitios que visitar, locales de moda a los que ir de tapas y hasta a tu posible –que no probable– próxima pareja. Un porcentaje alto de tu día a día transcurre en una pantalla de unas cuatro o cinco pulgadas.

Pero ya empiezas a estar harto. Eso del 'always on' te tiene de los nervios, sientes estrés y hasta ansiedad, y anhelas desconectarte. Con suerte lo harás ahora, en vacaciones. Con suerte... suponiendo que el vicio (o adicción, llámalo como quieras) no sea ya superior a tus fuerzas. Si resulta que es así, solo tienes una alternativa: ha llegado la hora de la desintoxicación digital.

width=

En Estados Unidos, los campamentos de 'digital detox' ya son algo común, perfectos para ejecutivos y trabajadores del sector tecnológico que prácticamente necesitan una excusa para soltar el móvil. En Corea del Sur, un tipo lo ha llevado al extremo: ha montado una cárcel a la que la gente acude voluntariamente –y pagando- para escapar del virtual ruido. En España, la primera iniciativa de este tipo acaba de ver la luz.

Dos mallorquines se han lanzado a la piscina con Desintoxicación Digital, un proyecto “para concienciar en la necesidad de llevar una vida online y offline más equilibrada", según sus propias palabras. Para ello, han organizado 'Un finde sin tecnología', un retiro que tendrá lugar en el municipio de Alaró, frente a la sierra de la Tramuntana, los días 30 de mayo y 1 de junio.

“Nosotros que vivimos en Mallorca sabemos que la calidad de vida que tenemos aquí es incomparable”, nos cuenta Melissa del Cerro, una de las responsables del proyecto. “Y dijimos, ¿por qué no? Si sabemos que tenemos muchos ingredientes (montaña, actividades...), por qué no proponemos esto. Veíamos que no había propuestas de este estilo en toda Europa y probamos qué tal”.

width=

Las reglas son claras: solo para mayores de 18 años, sin tecnología digital (móviles, tabletas, ordenadores, lectores de libros electrónicos...), sin WiFi, sin 3G y sin interrupciones. El objetivo es que los participantes se alejen de todas estas distracciones y se centren en sí mismos y sus compañeros de aventura ¿Cómo? Mediante actividades de ocio que mantengan su mente ocupada y les inviten a reflexionar sobre su relación con la tecnología.

Yoga, meditación activa, senderismo, manualidades, cocina tradicional mallorquina... Todo talleres impartidos por expertos locales, como se puede ver en el programa que han subido a la web del retiro.

¿Cómo puedo saber qué necesito 'desintoxicarme'?

“Uno de las principales 'efectos secundarios' de la hiperconexión a la que estamos sometidos es tener bastante ansiedad, llegar a consultar el teléfono cada 15 minutos, el estrés...”, explica Del Cerro. “A veces llega a producir insomnio. Todos lo hacemos, pero hay gente que en mayor medida se despierta a mitad de la noche y lo primero que hace es ver si le han escrito al WhatsApp porque se deja el teléfono al lado de la mesita”.

También hay consecuencias sociales, como explicábamos al comienzo de este artículo. “Llega un momento en que acabas dando prioridad a las conversaciones que tienes en la pantalla frente a las físicas”, afirma Melissa. “Cuando te vas a tomar copas con la gente o a un restaurante, todo el mundo acaba sacando el móvil en vez de charlar”.

width=

Por eso el retiro que han organizado es, en cierto modo, una “forma de protesta”, una “propuesta de cambio” para los participantes y la sociedad en general. “No somos radicales para nada. Vivimos de la tecnología y estamos muy felices con ella, pero queremos promover esto para cambiar los hábitos de la gente”. Se trata, fin y al cabo, de explicar que existe una forma más saludable de interactuar con la tecnología.

¿Y qué pasará si alguno de los participantes pide el móvil?

“No nos habíamos planteado que alguno de los participantes necesite el móvil, pero es verdad que puede pasar. Bajo ninguna circunstancia cederemos a las presiones”, afirma Del Cerro entre risas. “Inventaremos algún tipo de juego. Tenemos juegos de mesa, de cartas… Porque también hemos previsto tiempos libres. Forma parte de disfrutar del fin de semana el tener momentos de no hacer nada. Y en esos momentos puede ser que surja el pánico”.

Vale, pero ¿y si le surge una urgencia a un familiar? “Esa pregunta nos la ha hecho más de una persona y es gracioso, porque no hace tanto tiempo no tenías un teléfono en el bolsillo de forma frecuente y si te pasaba algo, de una u otra forma, acababas solucionándolo. Te acababan encontrando o encontrando tú a quien hiciera falta”. De todos modos, los responsables del retiro llevarán consigo un teléfono para emergencias que esperan no tener que utilizar.

Otra pregunta más: ¿qué pasa con las fotos? Si no hay imágenes para enseñar a los amigos, ¿cómo sabrán que hemos estado en Mallorca? “Tendremos una Polaroid para hacer las cuatro fotos de instantánea que a todo el mundo le molan. Ese será el recuerdo: que tengas en papel las cuatro fotos, pero la idea es que la gente no tenga mucho para compartir, sino más bien que se lleve la experiencia”.

¿Serías capaz de ir de vacaciones sin subir fotos cada diez minutos a Instagram? Si has tardado en contestar, necesitas 'desintoxicarte'.

Publicidad