TecnoXplora » Internet

PARA NO LLENAR DE ADJUNTOS MUY PESADOS TU MAIL

Servicios para enviar archivos de hasta 20 GB sin que te pete el correo electrónico

¿Qué ocurre si tenemos que enviar un documento con un tamaño superior a 15 MB por correo electrónico? No nos quedará otro remedio que recurrir a un servicio externo que haga las veces de repositorio y nos permita compartir “archivos pesados”.

Servicios de envío de archivos

Agencias Servicios de envío de archivos

Publicidad

Dicen que cada día se mandan más de 120.000 millones de correos electrónicos en todo el mundo; mensajes que, en muchos casos, llevan archivos adjuntos y que, por tanto, hacen las veces de un puente que permite que los usuarios intercambien información. Sin embargo, el intercambio de correos electrónicos con archivos adjuntos presenta limitaciones en cuanto al tamaño de los archivos se refiere.

Cuando vamos a enviar un correo electrónico con archivos adjuntos nos enfrentamos a dos limitaciones: el tamaño máximo de un correo electrónico admitido por nuestro servicio de correo electrónico y el tamaño máximo de un correo electrónico admitido por el servicio de correo electrónico del destinatario del mensaje. Si intentamos enviar un mensaje que no cumple estas dos restricciones, éste nos vendrá devuelto y no llegará al destinatario.

Una opción es fragmentar los archivos adjuntos y enviarlos en varios mensajes aunque, evidentemente, no es el mejor de los métodos a seguir (ni tampoco es el más cómodo). También podemos recurrir a servicios como Google Drive, Dropbox y otros servicios de almacenamiento en la nube; podemos usarlos a modo de repositorio y compartir enlaces a dichos archivos (sin embargo, estaremos penalizando nuestro propio espacio de almacenamiento y, seguramente, nos olvidaremos de eliminar los archivos una vez que el destinatario los haya copiado).

¿Y qué otras opciones tenemos? ¿Cómo podemos intercambiar archivos de gran tamaño sin tener que depender de las restricciones de nuestro servicio de correo electrónico?

Si eres usuario del cliente de correo electrónico de escritorio Thunderbird, éste nos ofrece la opción de usar un servicio externo llamado FileLink con el que podremos enviar, a los destinatarios de nuestros mensajes, enlaces al repositorio de archivos (enviando así mensajes mucho más ligeros).

FileLink viene integrado en Thunderbird y es una muy buena opción si usas este cliente de correo electrónico pero no es la única herramienta que tenemos a nuestro alcance.

Infinit es un buen recurso a tener en cuenta a la hora de intercambiar archivos pesados a través del correo electrónico. El servicio, disponible tanto en OS X como en Windows (y próximamente en aplicaciones móviles), se apoya en el P2P para que podamos intercambiar archivos (a través de su cliente) sin límite de tamaño. Una opción interesante si dependemos mucho del correo electrónico.

Otra opción a guardar en nuestros favoritos es FileDropper, un clásico de estos servicios con el que podremos subir archivos de hasta un máximo de 5 GB y, de esta forma, obtener un enlace que será lo que enviemos por correo electrónico. Existen opciones de pago que nos permiten aumentar el tamaño de los archivos a subir aunque, eso sí, independientemente de la modalidad del servicio que usemos, los archivos se mantienen durante un máximo de 30 días (salvo que sean descargados, en cuyo caso, el contador se vuelve a poner a cero y se vuelven a mantener otros 30 días como máximo sin que se descarguen).

PlusTransfer es otra alternativa a tener en cuenta, un servicio extremadamente simple que nos permite subir archivos de hasta 2,1 GB. Una vez subido el archivo (solamente tenemos que arrastrarlo a la ventana del navegador), tendremos que introducir nuestro correo y el de los destinatarios para redactar, de esta forma tan simple, el mensaje que recibirán.

DropSend también es otro servicio que nos permite redactar, directamente, el correo que recibirán los destinatarios de los archivos. Podremos enviar hasta 8 GB en información adjunta y, además, el servicio tiene un valor diferencial bastante interesante: la información, al subirse, se almacena cifrada (cifrado AES de 256-bits).

Uno de los servicios más conocidos, dentro de este segmento, es WeTransfer. Con este servicio podremos enviar hasta 2 GB de información y redactar, desde el mismo servicio, el mensaje que le llegará a los destinatarios de la información. El servicio ofrece una versión premium con la que podemos aumentar, hasta 10 GB, el tamaño total de los archivos que podremos enviar.

Finalmente, para completar este recorrido por los servicios que nos permiten intercambiar archivos de gran tamaño, vale la pena que pongamos el foco en Fileling, un servicio que nos ofrece la posibilidad de intercambiar hasta 20 GB de información con otros usuarios. Además de poder arrastrar un archivo y soltarlo en la ventana del navegador, con este servicio también podremos hacer una “subida remota” si le proporcionamos la url de la que tiene que descargarse el archivo y, entre sus ventajas, también encontraremos la posibilidad de registrarnos y gestionar todas nuestras subidas a la nube.

Si tenemos que enviar un correo electrónico y adjuntar archivos, además de recurrir a Box, Dropbox o Google Drive, tenemos un amplio abanico de herramientas a nuestro alcance para intercambiar información y, a la vez, enviar mensajes ligeros que no saturen el buzón de nuestros contactos (y que, además, siempre tendrán garantizada la entrega).

Publicidad