¿SIEMPRE SALES FEO EN LOS SELFIES?

¿SIEMPRE SALES FEO EN LOS SELFIES?

En los selfies te ves mal porque la lente deforma tu cara, pero en Princeton trabajan para arreglarlo

No eres el único que no se ve bien en los selfies, y por eso estos programadores de Princeton han creado una manera de mejorar tu cara -dentro de lo posible-.

Por fin el selfie sirve de algo
Por fin el selfie sirve de algo | Agencias

Hay algo que siempre nos fastidia mucho de las fotografías que nos tomamos: incluso cuando salimos guapos, hay algo que no parece natural en nuestros rostros. Especialmente cuando nos hacemos selfies.

Ya sabréis que las fotografías dependen de las lentes de los teléfonos o cámaras que usemos, y que se puede jugar con muchos detalles de nuestro aspecto dependiendo de ello. Por eso las cámaras a veces nos sacan algo distintos a como nos vemos normalmente, y se nota especialmente en los selfies por el tipo de lente y la distancia.

Para corregir estos problemas y hacernos salir tal y como somos en una foto de cerca de nuestra cara, un grupo de científicos computacionales de la Universidad de Princeton han creado un método que toma selfies más realistas y atractivos. Incluso si somos feos, mejor salir feos al natural que ‘feos de foto’.

Se trata de un software de edición bastante único y original que modifica nuestras caras como si hubiéramos estado horas en el Photoshop, hasta tal punto que incluso altera la altura y el ángulo de los retratos. El resultado, según sus propios creadores, es un renderizado que casi parece tridimensional más que una imagen plana.

“Aunque vivimos en la era del selfie, mucha gente no se da cuenta de lo poco que estos autorretratos se parecen a la persona fotografiada debido a que la cámara está muy cerca”, asegura Ohad Fried, uno de los jefes del proyecto, en una nota de prensa. “Ahora que la gente puede editar tantos aspectos de una foto desde sus teléfonos, hemos querido dar una forma rápida de mantener el realismo”.

¿Cómo empezaron a trabajar en esto? Intentando hacer otra cosa totalmente distinta. Concretamente, estaban generando modelos de cabezas en 3D con datos de FaceWarehouse, creando puntos de referencia clave entre multitud de cabezas fotografiadas para poder hacer los modelados a partir de ellas. Cuando usaron un selfie, el software comprimió y estiró la cabeza usando coordenadas de referencia con tanto acierto que se les ocurrió hacer uso de esto para alimentar nuestra vanidad un poquito más y mejor.

Ahora bien, no está claro si esto va a llegar a ser un producto comercial o una app en algún momento. Los desarrolladores parecen tener intención de hacerlo, pero aún hay algunos problemas técnicos por delante que deben solucionar. Por ejemplo, parece que el algoritmo que usan no se entera bien de cómo es una cara cuando falta una parte de la misma, como las orejas, creando resultados monstruosos. El pelo también parece ser un problema para el software.

Si os apetece probar cómo se puede ver vuestra cara mejor en un selfie, podéis probar la versión en beta que han hecho pública y que no es ni mucho menos perfecta, pero que puede daros un rato de entretenimiento a la vuelta de vacaciones de verano mientras vuestro jefe no mira. A mí me ha fallado varias veces antes de interpretar bien una foto, pero es lo que tienen las betas de productos con tanta ambición.

Ojalá les salga bien, que las transformaciones de caras de 'celebrities' y de amigos puede dar para mucho juego. Eso sí, si eres feo, lo siento por ti, que vas a seguir igual en las fotos por mucho software que apliques.

Bruno Louviers | @brunolouviers | Madrid | 31/12/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.