TecnoXplora » Internet

PARA ESTA ESTUDIANTE NEOYORKINA LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE ES COMO EL MUNDO DE HARRY POTTER

Retrató Cambridge como si fuera Hogwarts en Instagram (y logró 300.000 seguidores)

Cuando llegó a la Universidad de Cambridge desde Nueva York, Caroline Calloway se quedó fascinada con las reminiscencias medievales y el aire aristocrático que se respira en la institución. Así que decidió retratar lo que veía en su cuenta de Instagram y, como consecuencia, su popularidad ha subido como la espuma.

Cambridge retratada como si fuera Howards

carolinecalloway Cambridge retratada como si fuera Hogwarts

Publicidad

“¡Bienvenidos a Cambridge!”, reza el comentario a una de sus imágenes de Instagram, un mapa de la ciudad donde aparecen dibujados sus edificios medievales con nombres como ‘King’s’, Queen’s’, ‘St. Catherine’s’. “Hoy explico por qué es como la Tierra Media, Narnia y todos los otros lugares de historias que vienen con mapas”, dice. Aunque el mundo al que más referencias hace Caroline Calloway es el de Harry Potter.

Caroline Calloway –al menos este es el nombre que usa en las redes sociales– es una estudiante estadounidense de 23 años. Originaria de Nueva York, tras pasar un tiempo viajando por el mundo y solicitar la admisión repetidas veces en prestigiosas universidades, finalmente fue aceptada en Cambridge, donde ahora cursa la carrera de Historia del Arte.

La neoyorkina quedó fascinada cuando llegó a su destino y comenzó a publicar pedazos de su vida allí en Instagram. Desde entonces ha ganado más de 300.000 seguidores con sus fotos y sus post, donde es recurrente la comparación entre la Universidad de Cambridge y Hogwarts, el colegio de magia y hechicería de la saga escrita por J.K. Rowling.

“Me siento como si fuera Harry Potter, presentándome para cenar en el gran salón con mi túnica y disfrutando de una excelente comida de tres platos. Aún estoy aprendiendo a qué lado hay inclinarse cuando te sirven”.

El aire aristocrático de la Universidad cautiva a Caroline, como se puede adivinar en sus post y sus fotografías. Las viejas tradiciones y las reglas adustas, impregnadas de una severidad antigua, divierten a esta neoyorkina. “Las reglas son muy graciosas y extrañas, y resulta increíble imaginar que la gente haya estado aquí estudiando durante cientos y cientos de años”, comenta.

La estudiante combina sus imágenes de Cambridge con narraciones sobre su estancia en la universidad, lo cual también es parte del gancho que tiene su cuenta de Instagram. En sus post cuenta intimidades con un estilo sencillo, transmitiendo una vida disipada en la que abundan las fiestas y reuniones sociales, los jardines verdeados y la magia que ella pone con su narración.

Habla de cenas en comedores de madera, con cubertería que recuerda a otra época y la elegancia personificada en alumnos vestidos de traje. El campus ofrece un conjunto bucólico de césped brillante, piedras de cientos de años y el discurrir manso de un río. A Caroline, por lo que se ve, le encantan los castillos y cualquier cosa que tenga que ver con la Edad Media o los mundos de fantasía.

Pero no es una fanática de Harry Potter hasta la médula y nada más: en sus comentarios se adivina su ávido interés por la literatura y las artes en general. Las alusiones al universo Potter se combinan con referencias a los mundos fantásticos creados por J.R.R. Tolkien o C.S. Lewis, pero también se trasluce su predilección por clásicos como David Thoreau, William Faulkner o por Robert Louis Stevenson, autor de 'La isla del Tesoro'.

En estos momentos Caroline escribe un libro sobre su vida en Cambridge, que tiene pensado publicar el próximo año.

Publicidad