TecnoXplora » Internet

NO SE VIVE SOLO DEL NAVEGADOR PREDETERMINADO

Un repaso a los navegadores móviles más conocidos

Los navegadores de internet quizá ya no sean las apps más importantes del móvil, pero siguen siendo fundamentales cuando salimos de los entornos cerrados de Twitter, Facebook y YouTube. Aquí, un repaso a los más populares.

Versión móvil de Firefox

TecnoXplora Versión móvil de Firefox

Publicidad

Cada día empleamos más el móvil para navegar por la Red, y aunque ya casi hay una aplicación para casi todo, algunas veces necesitamos tirar del clásico y buen navegador de internet. Y como con casi todo en la vida, existen preferencias que van desde el que resulta más cómodo de usar hasta el que es el más completo y permite hacer más cosas raras. Así pues, demos un repasito a los mejores navegadores para móvil que existen, que no son muchos, pero que tienen funciones lo suficientemente diferentes como para hablar de ellos.

width=

Safari es sin duda uno de los principales navegadores por la sencilla razón de que está incluido en todos los iPhone, iPad y iPod Touch desde que se lanzaran. Si eres usuario de Mac, el nombre te resultará aún más familiar, porque es heredero de la versión para escritorio, con quien las últimas versiones de Safari para móvil puede sincronizar pestañas, favoritos, listas de lectura… Así que si usas el navegador en el ordenador y el móvil, o simplemente te da igual qué navegador tenga tu iPhone, ¿para qué quieres otra cosa, alma de cántaro?

Firefox es el rey en los ordenadores de escritorio y tiene una cuota de mercado bastante maja, siendo el tercero tras Chrome e Internet Explorer. ¿Qué tiene de bueno su versión móvil? Pues en general es rápido y estable, aunque le ha costado llegar a ese estado, pues sus primeras versiones eran justo todo lo contrario. Es uno de los navegadores más pesados junto con Chrome, así que necesitarás un móvil relativamente potente para ejecutarlo. Nada con más de dos años y gama media, probablemente. Ventajas: si usas Firefox en el ordenador, puedes pasar pestañas al instante.

width=

Chrome es el rey, y lo sería incluso si no fuera uno de los navegadores más fiables y mejor integrados con Android o los sistemas de sobremesa por el simple hecho de ser el navegador de Google. Su integración con tu cuenta de Gmail hace, además, que pestañas, favoritos, contraseñas y demás estén en el móvil cuando dejas el escritorio, o viceversa. Es rápido, se actualiza con frecuencia y su manejo de las pestañas es posiblemente el mejor junto con Safari (que en su última versión ha plagiado a Chrome descaradamente). ¿Problemas? Necesitas un móvil con algo de potencia para que tire como toca.

width=

Dolphin es uno de los primeros navegadores hechos pensando exclusivamente en el móvil, y eso se deja notar en su sistema de gestos y de gestión de pestañas, que sigue siendo de los mejores. Es también muy personalizable y funciona en casi cualquier cacharro con más de dos años. No es el más rápido ni fácil de configurar, pero tiene varios servicios integrados, un gran sistema de funciones por gestos y hasta permite add-ons como lectores de PDF o un modo para ahorrar batería.

Skyfire es otro navegador desarrollado solo para móviles. A diferencia de Dolphin, sí se puede usar en iOS y hasta permite reproducir flash. Tampoco es el mejor optimizado, y en iOS gran parte de la culpa la tiene Apple (¿quién quiere competencia, eh?), pero si tu web favorita sigue usando flash, no te queda más remedio. Eso sí, ten cuidado con el consumo de batería.

Opera Mini es quizá uno de los primeros navegadores en dar el salto al móvil, y recuerdo que ya ciertos Nokia previos a la era del smartphone lo utilizaban con bastante buen resultado. Sigue siendo una app muy útil, que consume pocos datos y que en ciertos teléfonos puede hasta ser la mejor opción, pero se ha quedado algo atrás en general y es demasiado extravagante con la gestión de pestañas. Aún así, si los demás no te convencen, puedes probarlo y experimentar tú mismo.

El Navegador de Android, el último navegador de esta lista, y quizá también el más básico. Es el navegador que viene por defecto en Android y el que yo recomendaría para los que no tienen el aparato más potente del barrio. Es eficaz y no consume demasiado, aunque su gestión de favoritos, cuentas de usuario y pestañas deje que desear. Pero si Chrome no te va bien, ¿qué otra te queda?

Publicidad