INFORME DE CIBERCRIMINALIDAD 2015

INFORME DE CIBERCRIMINALIDAD 2015

Radiografía del cibercrimen en España: hackeos y virus copan el 60% de delitos

Tu ordenador o móvil podrían estar en serio peligro: como poco, te interesa saber de qué forma podrían aguarte la fiesta.

Radiografía del cibercrimen en España
Radiografía del cibercrimen en España | Agencias

Cuando hablamos de cibercrimen casi todos nos hacemos la misma imagen mental: la del malvado hacker joven, con sudadera, capucha y luz apagada en la soledad de su habitación (anda que no debe de ser incómodo delinquir así) dispuesto a hacer cualquier cosa para amargarnos la vida con su teclado.

Más allá de esa falsa imagen, lo cierto es que, ante el desconocimiento tecnológico que tenemos la mayoría, también tendemos a englobar todos los tipos de delitos en uno solo: ataque a una red, hackeo, robo de datos, robo de dinero...

Sin embargo, la tipología de los ciberdelitos, por desgracia, es más amplia de lo que nos gustaría. Por eso, conviene analizarlos por separado y ver cuáles son los más activos y peligrosos a la hora de aguarnos la fiesta.

Hackeos y virus, los más frecuentes

Eso es precisamente lo que hace el Informe de Cibercriminalidad, que cada año intenta establecer las pautas de actuación y la radiografía de este tipo de acciones delictivas en nuestro país de cara a intentar combatir cada uno de ellos.

Y las noticias no son demasiado positivas, precisamente. Según la edición de 2015 de este estudio, hackeos y virus copan más del 60% de actuaciones delictivas dentro del cibercrimen. Concretamente, ambas prácticas se llevan el 62,5%, lo que representa un enorme (y peligroso) porcentaje. A la cabeza están los hackeos y accesos no autorizados, que se llevan el 32,1% de los delitos. Los virus, troyanos, gusanos y spyware, por su parte, se engloban dentro del 30,4% que ocupa el segundo lugar del ranking.

El fraude, en serio ascenso

En tercer lugar encontramos los casos de fraude online, sobre todo en el aspecto económico. Este tipo de delitos ocupan el tercer lugar del cibercrimen en nuestro país con un 26,8% de las intervenciones. Sin embargo, lo peor de los cibercrímenes de fraude no es sólo su porcentaje actual, sino la manera en que este tipo de delito está aumentando: frente a los 4.274 casos que fueron registrados en 2014, la cifra ha llegado a subir hasta los 13.410 incidentes en 2015.

Tras los hackeos, los virus y los casos de fraude, la lista sigue: a continuación encontramos los ataques por spam (2,6%), las denegaciones de servicio (1,6%), los escaneos de red (0,7%) y los robos de información (0,1%).

Los crímenes asociados a delitos informáticos cada vez están más presentes y son más peligrosos. De hecho, este Informe de Cibercriminalidad es reciente: empezó a hacerse en 2014 y ya va por la segunda edición.

Para la elaboración de este documento se toman como referencia la información estadística basada en la delincuencia conocida y registrada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral de Navarra y distintos Cuerpos de Policía Local), que figura en el Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC), así como aquella procedente del Centro Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC).

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 22/08/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.