“El cuerpo es meramente lo visible del alma, de la psique; y el alma es la experiencia psicológica del cuerpo. Así que es realmente una y la misma cosa.” Carl Jung. Así se refería uno de los primeros psicólogos en investigar el lenguaje corporal en relación con la mente. Es decir, la conexión mente-cuerpo, esa que es tan innata que a veces no apreciamos o que no nos paramos a pensar.

El lenguaje corporal revela muchísimas cosas sobre nosotros mismos, de las que a veces ni si quiera somos conscientes. Con la letra, los gestos con las manos, las expresiones faciales o con el sueño, se revelan muchos aspectos de nuestra personalidad.

La hora de dormir se trata para muchas personas de un auténtico ritual. El sueño es una necesidad básica y, además, algo que suele gustar mucho, ¿a quién no le gusta dormir? Pues ya sea de lado, boca abajo o en posición fetal, tu preferencia postural a la hora de descansar es un indicador del tipo de persona que eres. Cada uno le da su toque personal, y aunque lo hagamos casi por inercia y sin pensarlo, la manera de la que dormimos dice mucho más sobre nosotros de lo que pensamos, pues el lenguaje corporal inconsciente también se manifiesta en estos momentos, revelando nuestra forma de ser.

Nuestra mente canaliza a través del cuerpo y Chris Idzikowski, investigador del Instituto del Sueño y Servicio de Asesoramiento en el Reino Unido (y autor del libro ‘Aprender a dormir bien’), llevó a cabo en 2003 un estudio (recogido por la BBC) en el que analizó las seis posturas de sueño más comunes y sobre lo que revela de nuestra personalidad.

Según la posición que adoptes revelará si eres más o menos sociable, reservado, seguro, si eres decidido o no, o incluso si eres un cínico. Descubre en el vídeo que revela sobre ti tu forma de dormir.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Cuánto necesitas dormir? Descubre cómo saberlo

Por qué no es bueno dormir junto al teléfono móvil

5 motivos por los cuáles nunca debes recogerte el pelo para dormir