PIDE 90.000 DÓLARES POR ÉL

PIDE 90.000 DÓLARES POR ÉL

La primera derrota de Hillary Clinton: un seguidor de su rival le ‘roba’ el dominio

Un seguidor de Bernie Sanders, rival de la ya candidata demócrata a la Casa Blanca durante las primarias, compró hace años el dominio ‘ClintonKaine.com’ por ocho dólares hace cinco años. Ahora pide 90.000 dólares por él.

Hillary Clinton, aspirante a la presidencia de EEUU
Hillary Clinton, aspirante a la presidencia de EEUU | EFE

Hace unas semanas, durante la convención demócrata, un fiel seguidor de Bernie Sanders montó una fiesta y se emborrachó. No lo hizo porque su candidato ganara las primarias -porque perdió- sino porque su rival, la ahora candidata Hillary Clinton, había desvelado el nombre de su compañero de candidatura y él lo había acertado.

Pero el motivo por el que Jeremy Green estaba eufórico no era porque hubiera ganado una apuesta. Al menos no una convencional. Desde hace muchos años, Green -"abogado, socialista y judío con síndrome de Tourette", según se describe él mismo- se dedica a ser un 'domainer'. Es decir, a comprar dominios baratos para luego venderlos caros. Y esta vez la jugada le había salido bien.

Según revela Vox.com, Green compró en 2011 el dominio 'ClintonKaine.com', que recoge los apellidos del flamante 'ticket' demócrata: Hillary Clinton y Tim Kaine. Entonces, cuando Clinton aún se recuperaba de su derrota contra Obama y dejaba el cargo como secretaria de Estado, Green pensó que la exprimera dama atacaría de nuevo y que algún día sería candidata junto al actual senador por Virginia.

Bueno, en realidad sus dotes proféticas no son tan buenas: Green compró un montón de dominios con variadas posibilidades. A Clinton, por ejemplo, la emparejó con otros posibles 'vicepresidenciables' como el actual, Joe Biden, u otros como Janet Napolitano, Jim Webb o Martin O'Malley. Como buen comprador de billetes de lotería, se compran muchos (hasta 5.000 dólares ha invertido en la compra de dominios) pero con que uno salga premiado se compensa con creces la inversión.

No en vano Green pide 90.000 dólares por el dominio de marras. Y mientras consigue lo que quiere, aloja en la web unos cómics satíricos sobre la política estadounidense al estilo Harry Potter, donde la protagonista es Hillary Potter y el malvado Voldemort tiene un peculiar tupé rubio (ya saben quién es el que no debe ser nombrado).

Pero Green es un especulador, y aún no ha ganado. Tiene el dominio, pero no el dinero: de momento nadie lo ha comprado, aunque ya ha recibido -dice- ofertas de cinco cifras. La cuestión es que ser fiel seguidor de Sanders, y por tanto un refractario a Clinton, no facilitará las cosas. Es más, dice que no votará demócrata siendo que la candidata es ella.

Ahora bien, ¿es legal hacer esto? Si la compra hubiera sido tras la proclamación de la candidatura, no. La legislación estadounidense protege a las marcas, compañías y personalidades de renombre de este tipo de prácticas. Pero claro, él hizo su compra mucho tiempo atrás, así que...

Quizá todo esto te parezca una tontería, pero gran parte del éxito de las dos victorias de Obama se debe a cómo su equipo manejó las redes para movilizar a sus voluntarios y a cómo recabó información a través de internet para elaborar perfiles de votantes a los que dirigirse. Poca broma.

Si al final la jugada le sale bien y le compran el dominio no te preocupes, que su (escaso) talento para dibujar cómics no se perderá: podrás seguir leyendo sus peculiares historietas en FeldmanTheCat.com

Borja Ventura | @borjaventura | Madrid | 18/08/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.